Uno de los jóvenes que intentó quemar la bandera de España en Oviedo pide disculpas a la familia

El joven intenta quemar la bandera de España situada en un balcón de la calle Rosal. / E. C.

Los hechos serán investigados también por la Fiscalía

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

La Fiscalía del Principado de Asturias anunció ayer que abrirá diligencias por el intento de quema y destrozo de una bandera de España que colgaba de una vivienda de la calle de Rosal durante la madrugada del domingo. El Ministerio Público investigará el caso después de que la formación Vox Asturias denunciase que lo ocurrido es constitutivo de los delitos de «ultraje, incitación al odio y a la violencia», por lo que pide que sus autores sean condenados a una pena de prisión máxima de tres años y al pago de una multa.

Los hechos, que también están siendo investigados por la Policía Nacional, como informó este lunes, ocurrieron sobre las dos de la mañana. Un joven escaló por la fachada del edificio 41 de esta céntrica vía y llegó al primer balcón. Sacó un mechero e intentó quemar la enseña nacional. Como solo consiguió prender fuego a una esquina, la arrancó y tiró al suelo, donde dos amigos acabaron de destrozarla. Mientras, en la calle, algunos testigos respondieron con un «yo soy español, español, español», mientras que otros contestaron: «Arriba la República».

A esas horas, en el interior de la vivienda afectada había una mujer. Fuentes próximas, afirmaron que estuvo «muerta de miedo» y añadieron que el suceso pudo haber sido mucho más grave: «Pudo haber puesto en riesgo la vida de todas las personas que habitan en el edificio, porque el balcón y la mayor parte de la estructura es de madera».

En un principio, los propietarios del piso anunciaron que iban a denunciar, pero ayer desecharon la idea después de que uno de los autores se mostrase arrepentido. «Hemos hablado con él y su familia, nos han pedido perdón», explicaron.

De todas formas, los agentes de la Jefatura Superior de Policía de Asturias continúan con la investigación. Ayer, llamaron a declarar a los propietarios de la vivienda y están analizando el vídeo grabado por los testigos de este acto, tal y como informaron fuentes de esta institución.

Repulsa

El suceso fue criticado por el Partido Popular y Ciudadanos a nivel local. Ambas formaciones afirmaron que este tipo de situaciones no se puede tolerar y el popular Gerardo Antuña apuntó que las fiestas de San Mateo deben de ser un «punto de encuentro festivo» en vez de un escenario donde haya ataques «ideológicos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos