Jugar a ciegas al ajedrez

Paula Martínez y Enol García en medio de una partida. /  LORENZANA
Paula Martínez y Enol García en medio de una partida. / LORENZANA

El espacio Circus acoge este tarde la vigésimo edición del torneo 'Pablo Morán' y en el que participarán cuatro jóvenes

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Es el torneo de ajedrez a ciegas más longevo de España y esta tarde cumple su vigésimo edición. El Espacio Circus, de la calle Marqués de Santa Cruz, acoge a partir de las cuatro de la tarde la celebración del certamen 'Pablo Morán', organizado Escuela de Ajedrez Ciudad de Oviedo, y en el que participan cuatro jugadores.

El más pequeño tiene once años y según Alberto Llaneza, del club de Ciudad Naranco, es una promesa: «Su nombre es Diego Vergara y aunque todo el mundo piensa que se las va a comer todas, yo no estoy tan de acuerdo». Vaticinó que llegará lejos en este deporte.

Los competidores disputarán tres partidas, cuatro si hay un empate en la final. El pequeño Diego se enfrentará contricantes que le doblan, y más, en edad. Son Carlos Suárez de 22 años; Diego Baragaño de 24 años; e Iván González de 34 años. «Todos se enfrentarán unos con otros», añadió Llaneza, y desveló que el favorito, a priori, es «Suárez».

Sobre las mesas del Espacio Circus no habrá los típicos tableros de madera ni fichas. Los soportes serán digitales para poder retransmitir las partidas en las pantallas de la sala y a través de internet y se colocarán dos relojes que estarán en todo momento a disposición de los jugadores: «Las partidas son de veinticinco minutos más diez segundos y un árbitro controlará todos los movimientos», añade Llaneza que también apunta que este sistema era un «método en entrenamiento de la URSS».

Jugar a esta modalidad requiere de mucho «esfuerzo». Todas las jugadas se hacen de memoria y una mínima pérdida de la concentración puede hacer que una partida se vaya al traste. Llaneza entrenaesta modalidad con sus alumnos del club de Ciudad Naranco dos veces a la semana.