400 kilómetros de la red de agua son «susceptibles» de sufrir averías

Trabajos de reparación de la tubería que reventó en la plaza de Castilla. / HUGO ÁLVAREZ
Trabajos de reparación de la tubería que reventó en la plaza de Castilla. / HUGO ÁLVAREZ

Nacho Cuesta explica que son de fibrocemento aunque minimiza «el riesgo» de que ocurran incidentes como el de la plaza de Castilla

A. A. / J. C. A.OVIEDO.

Contaba el exalcalde Luis Riera que, en 1982, en plena guerra de Las Malvinas, una máquina que tenía que solucionar el abastecimiento de la ciudad quedó retenida en puerto ante el movimiento de tropas. Fue Antonio Masip, un lustro después, quien acometió «la obra más importante de la historia» de una ciudad que, hasta los primeros noventa, siempre tuvo problemas de agua.

Ahora, 400 de los 900 kilómetros que conforman la red, tanto de suministro como de saneamiento son «suceptibles» de tener averías al ser construidas en fibrocemento, según explicó ayer el concejal de Infraestructuras, Nacho Cuesta, un día después de la espectacular fuga que inundó la plaza de Castilla. No obstante, minimizó los riesgos de que se repita una situación similar.

«Las revisiones del sistema de suministro se hacen de manera habitual», confirmó el edil que concedió que el procedimiento «es complicado». Culpó de la rotura del lunes a la «presión provocada por las raíces de los árboles» y la conflictividad de un punto, el de la plaza de Castilla, donde la traída general se controla mediante una válvula reductora.

Cuesta destacó la labor «eficaz» y «ágil» de los servicios, tanto el de la concesionaria, Aqualia, como el de su departamento, que acudieron con inmediatez para arreglar la avería. De hecho, la tubería principal que quebró y que se llevó consigo a otra auxiliar, abastece desde los depósitos de El Cristo al nivel intermedio de la ciduad, hasta el Campo de los Patos, pero también alcanza la zona rural. En apenas unas horas, el servicio pudo ser restablecido. Ayer, los trabajadores continuaron con las labores de reparación para tapar el inmenso socavón que provocó la fuga frente al colegio Gesta. Para que el menor número de vecinos se viese afectado, los operarios redistribuyeron el suministro mediante otros conductos. Para el edil, la avería quedó resuelta «en un periodo de tiempo muy bueno» a pesa de ser «una avería importante».

Sin embargo, por la complejidad de monitorizar el kilometraje de la red para anticipar las posibles roturas, Cuesta explicó que Aqualia «está actuando» cuando estas se producen. Una vez sobre el problema, las canalizaciones se cambian por otras de fundición o PVC. Afirmando, además, que «la red se somete a un mantenimiento continuado» y que «el riesgo» de que ocurran incidentes como el de la plaza de Castilla es «mínimo».

Porque actuar sobre la red para anticipar problemas es lento y caro. El Ayuntamiento acaba de adjudicar a Espina Obras Hidráulicas la renovación de la arteria de Cuyences por 636.784 euros. Los trabajos deberían llevar seis o siete años terminados. El proyecto se planteó después de que, en 2012, la conducción actual reventase dos veces casi seguidas, causando grandes inundaciones. Hubo que cortar la autovía a la altura de La Corredoria por los destrozos.

Temas

Oviedo