Oviedo tendrá una librería 'low cost'

Oviedo tendrá una librería 'low cost'
Gloria Alonso en medio de los preparativos. / MARIO ROJAS

El negocio abre mañana en la avenida de Galicia con la filosofía de dar otra vida a los volúmenes usados y precios fijos

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Dar una segunda vida a los libros que ya se han leído. Esa es la filosofía de Re-read, la primera librería 'low cost' (de bajo coste) de la ciudad, que abrirá mañana a las 10.30 en el número 11 de la avenida de Galicia. Se trata de un negocio familiar, que ya está en Gijón y se expande ahora a la capital, con una idiosincrasia propia.

«Somos una tienda urbana de segunda mano, pero no trabajamos libro antiguo ni de valor, solo seminuevo, sobre todo de los noventa para adelante», expone Gloria Alonso, propietaria del establecimiento y cabeza visible de un equipo de otras dos personas. Su filosofía de reciclaje la explica así: «Todos tenemos bibliotecas de libros que no leemos, porque ya no nos interesan o no nos gustaron. Están ocupando espacio y siempre hay gente interesada en ellos». El negocio es de compraventa, únicamente a particulares, y con precio fijo. Cuantos más mercancía adquiera de una vez el cliente, más barata le saldrá.

La librera escogió la zona por ser «una de las avenidas principales de Oviedo, aparte de una calle muy atractiva y muy de paso. Conecta con la parte más alta del centro. Es una calle muy bonita, siempre me ha gustado mucho». En los cien metros cuadrados de local, de carácter generalista, se podrá encontrar novela, clásicos o volúmenes para los niños, entre muchos otros. «Llevamos comprando libros en Asturias bastante tiempo, muy local, porque cada ciudad tiene su identidad», especifica.

Alonso espera tener éxito en Oviedo porque «es una ciudad universitaria, con grandes librerías a nivel nacional, y muy lectora. Se venden muchos libros, pues seguro que hay alguien que le encantaría leerlos, pero no lo quiere comprar de nuevo o no puede». Además, «el libro usado tiene mucha vida detrás: puedes leer muchas dedicatorias o ex libris». También aclara que de las librerías tradicionales «no somos competencia, no tenemos novedades».