«En Licencias hay amenazas todos los días»

El cuchillo enviado al edil de Urbanismo. /  E. C.
El cuchillo enviado al edil de Urbanismo. / E. C.

«Amenazas hay todos los días, o del que denuncia o del denunciado», explica una fuente consistorial acerca del ambiente en Licencias y en alusión a intercambios verbales más o menos subidos de tono entre ciudadanos y funcionarios. Este era un departamento del que, hasta 2008, dependía la prosperidad de un buen puñado de promotoras y otro mayor de familias cuyo ingreso mensual dependía que las llanas u paletas se movieran con brío. Por aquel entonces era una concejalía diferente a la que recepcionó Del Páramo en 2015. Durante el juicio por la parcela B-16 de Olloniego, en la que se sentaron en el banquillo el exconcejal Alberto Mortera y dos funcionarios, uno de Urbanismo y otra de Patrimonio, quedó probado que las «órdenes se daban en 'post its'» de manera informal y que los expedientes viajaban sin foliar de una dependencia municipal a otra. Eran otros tiempos, más ágiles, más felices y el cielo de Oviedo estaba poblado de grúas. Además había fondos mineros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos