Dos líneas de bus nuevas y nueve cambios en la red

Un autobús urbano a su paso por la calle Uría. / ALEX PIÑAGráfico
Un autobús urbano a su paso por la calle Uría. / ALEX PIÑA

El mapa del transporte público urbano cambiará a partir del 1 de agosto tras una compleja tramitación | La conexión entre La Corredoria y las facultades de El Cristo se reducirá y la línea F se alargará por Ciudad Naranco y Villafría

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Será una revolución en el mapa del Transporte Urbano de Asturias (TUA) porque nueve de las catorce líneas sufrirán cambios y se añadirán dos nuevos recorridos. La Concejalía de Servicios Básicos, liderada por la socialista Ana Rivas, ha concluido la compleja tramitación administrativa para la modificación del mapa de autobuses. Los cambios entrarán en vigor el 1 de agosto y la principal novedad será la creación de las líneas I, que unirá Llamaquique con Favarín y volverá de nuevo a Llamaquique, junto a la R.

Con el último itinerario se evitará que los vecinos de La Corredoria tarden más tiempo en ir hasta las facultades de El Cristo que a Gijón. Será un recorrido rápido que solo funcionará los días laborales, contará con una veintena de paradas y por las que también se verán beneficiados los trabajadores del polígono del Espíritu Santo.

Se colocará un apeadero dentro de esta gran superficie industrial, que cuenta en la actualidad ochenta y cinco empresas, y por la que el Ayuntamiento quiere evitar los problemas de tráfico que se registran durante los días de semana. Las plazas de aparcamiento, según critican los usuarios, escasean y se las tienen que ingeniar para encontrar una zona donde dejar a su vehículo a partir de las ocho y media de la mañana.

El recorrido seguirá por La Corredoria, hará parada en el HUCA, donde también se creará un apeadero nuevo en la confluencia con la calle Juan Antonio Álvarez Rabanal, y no pasará en Uría. Irá por Cervantes en la bajada y Asturias en la subida y terminará en Facultades. Eso sí, desde el 16 de julio hasta el 30 de agosto la línea se acabará en Julián Clavería II y los autobuses que se utilicen serán articulados. Se usarán parte que en la actualidad se emplean en la línea C, que une El Cristo y Lugones, y su frecuencia aumentará cinco minutos de días laborales. De los diez actuales a los quince.

Líneas A, B y C

Las dos primeras no sufrirán cambio; sin embargo, la tercera modificará sus frecuencias. Actualmente, pasa un autobús cada diez minutos por la parada y a partir del 1 de agosto será cada quince minutos los días laborales. El resto de recorrido no varía y seguirá uniendo la Facultades con Lugones.

Línea D y E

Se suprime la parada de Aureliano San Román Palladium por motivos de seguridad tanto en la línea D2 como E2. En este último recorrido también se quitarán las paradas Francisco Cambó-Puente Nuevo, Francisco Cambó (en los dos sentidos) y Ramiro I (en ambas direcciones). Se mantendrán las frecuencias.

Línea F

En Villafría se habilitarán dos nuevas paradas en las calles Emigrante y Villafría en ambos sentidos y se cambiarán de lugar los apeaderos de la calle San Melchor G. Sampedro, 34 y 78. En Prados de la Fuente se habilitarán tres paradas en el recorrido F1 en las calles: Torrecerredo, Santiago de Compostela y Roberto Fransinelli.

Líneas G, H y J

Se trasladará la cabecera de la calle Piloña al Centro Médico en la primera de estas líneas y las salidas serán desde las siete hasta las 22 horas cada sesenta minutos. Por su parte, los autobuses que unen la calle Serrano con Intu Asturias no sufrirán cambios, mientras que los J se desplazará la parada de la calle Purita de la Riva.

Línea K

Se cambiará a una única circular. El nuevo itinerario será Plaza América-Latores-Plaza América y el recorrido se prolongará a partir de la parada de Latores por las zonas de Llagú, Ayones y Santo Medero. El tramo final también sufre modificaciones y las salidas serán desde las 6.45 hasta las 20.30 horas cada 75 minutos.

Línea L y M

En la primera de estas líneas se habilitará una nueva parada que se llamará San Roque y estará próxima al paso inferior peatonal de la AS-116. El apeadero de Sta. Olaya pasará a llamarse Santa Eulalia y T. Veguín Renfe cambiará a Tudela Veguín. En la segunda se trasladará la cabecera a la estación de Renfe.

Línea O y Búho

Ninguna de las dos líneas sufrirán cambios a partir del 1 de agosto. La primera seguirá uniendo Lubrió con Plaza de América desde las siete hasta las nueve de la noche, mientras que la segunda solo funcionará los viernes, sábados y vísperas de festivos de madrugada desde Cuatro Caños a San Claudio.

Nuevas líneas

El mapa crecerá con dos nuevas líneas. La I unirá Llamaquique-Fabarín-Llamaquique y las salidas serán desde las 7.10 horas hasta las 22 horas. El traslado de viajeros será con microbuses mientras que en el recorrido R se usarán autobuses articulados desde Facultades hasta el polígono Espíritu Santo.

Una de las renovaciones más importantes se producirá en la línea F, que se alargará aún más. En Villafría se habilitarán dos nuevas paradas en las calle Emigrante y Villaría y se desplazarán las de San Melchor G. Sampedro 34 y San Melchor G. Sampedro 78. En el itinerario F1 a su paso por Ciudad Naranco los conductores cogerán y dejarán viajeros a la altura del centro de salud, situado en Torrecerredo, y también en la vía Santiago de Compostela y Roberto Fransinelli. En cambio, se eliminará el apeadero de Fray Ceferino Alsa.

En las líneas D y E se suprimirá la de Aureliano San Román Palladium, por motivos de seguridad, y en la primera se borrará del mapa las de Francisco Cambó-Puente Nuevo, (línea E1), Francisco Cambó (en las dos direcciones) y Ramiro I (en ambos sentidos). Asimisimo, la cabecera de la G se trasladará de la calle Piloña al Centro Médico para dar así servicio a los pacientes y en la J la parada de Purita de la Riva cambiará de lugar.

Zona rural

La Concejalía de Rivas ha introducido numerosos cambios en la zona rural y uno de los más importantes es la nueva conexión entre Llamaquique-Fabarín-Llamaquique. Será una ruta circular, que se hará en microbuses y funcionará desde las 7.10 horas hasta las 22 horas. Pasará por El Cristo, La Florida, Las Campas, Villamar, Ponteo, El Torrolo, Malpica, La Bolguina y Fabarín y la línea tendrá casi medio centenar de paradas.

Mientras, la K pasará de tener un recorrido de ida y otro de vuelta a ser circular. Irá desde plaza de América hasta Latores para volver a plaza de América y el itinerario se alargará por Llagú, Ayones y Santo Medero. El tramo final pasará por los alrededores del Centro Cívico y el Palacio de Justicia y se eliminará la parada de la calle Hermanos Menéndez Pidal sentido avenida de Galicia. Las salidas se producirán cada 75 minutos desde las 6.45 horas hasta las 20.30.

Las modificaciones en la línea L pasarán por la creación de una parada en San Roque, que se ubicará en una zona próxima al paso inferior peatonal de la AS-116, y las de Sta. Olaya y T. Veguín Renfe cambiarán de nombre. Su nomenclatura a partir del 1 de agosto será Santa Eulalia y Tudela Veguín, mientras que en la M trasladará su cabecera desde la plaza Primo de Rivera a la estación de Renfe de la calle Uría.

El resto de líneas, que son la A, B H y el Búho, no se alterarán. Seguirán con las mismas frecuencias, paradas y autobuses que tiene hasta la fecha.

Gratuidad del autobús

Otra de las asignaturas pendientes del área liderada por Rivas es la implantación de la gratuidad del autobús para los menores de 13 años, las personas con movilidad reducida y los parados de larga duración. El cuándo es por el momento una incógnita. La socialista indica que están pendientes de que el Consorcio de Transportes de Asturias confirme «la fecha en la que se dispondrán de las tarjetas» para acceder a esta ventaja. Eso sí, la medida costará casi medio millón de euros anuales a las arcas municipales, según la estimación realizada por el técnico responsable de Transportes y Movilidad

Más

Temas

Oviedo