La lluvia arrasa el Martes de Campo