Padres de La Corredoria matriculan a sus hijos en otros centros ante la «caótica» situación del instituto del barrio

Padres de La Corredoria matriculan a sus hijos en otros centros ante la «caótica» situación del instituto del barrio
Alumnos del instituto de La Corredoria a la salida ayer de las clases. / ALEX PIÑA

Alertan de que la masificación del IES se agravará el próximo curso

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Los padres de La Corredoria están «preocupados». En el barrio más populoso de Asturias residen 2.097 personas con edades comprendidas entre los 10 y los 19 años, y solo existe un instituto, que ya está masificado. Tiene novecientos alumnos matriculados cuando su capacidad es de seiscientas personas, así que el día a día no es fácil ni cómodo en el centro: no hay sillas ni mesas suficientes en las clases, algunos alumnos están de pie en las aulas, los recreos se han tenido que dividir en dos al no entran todos los alumnos en el patio al mismo tiempo y el polideportivo, igualmente, se ha quedado pequeño, como adelantó EL COMERCIO. Y la situación el próximo curso será aún peor porque se matriculará la primera promoción del colegio Carmen Ruiz Tilve, además de los alumnos de sexto de Primaria del Poeta Ángel González y de La Corredoria.

Para evitar el hacinamiento, las familias llevan años solicitando la construcción de un segundo instituto, pero aún no se ha puesto la primera piedra a pesar de que el exconsejero José Luis Iglesias Riopedre les prometió que ya estaría abierto en 2015. El Principado está elaborando en la actualidad los pliegos para la redacción del proyecto, que esperan adjudicar «antes del primer trimestre de 2019». Hay mucho retraso.

Los padres, indignados, reclaman una solución para evitar que la masificación vaya a más y alguno ya ha decidido matricular a sus hijos en otro centro: «Tengo claro que mi hija no va a ir al instituto de La Corredoria porque la situación es caótica. Mi familia es una gran defensora de lo público pero prefiero anteponer su bienestar a todo lo demás».

También ha pensado en matricular a su retoño en otro centro Seila Cadenas. Su hijo aún está en quinto de Primaria en el colegio de La Corredoria, pero admite que la situación en el instituto es insostenible: «Están como sardinas en lata pero si los matriculamos en otro instituto ¿quién va a pagar el transporte: los padres o la administración?», se pregunta.

Desde el colegio Poeta Ángel González insisten en que la situación es «caótica» y señalan que los profesores del instituto están «superados». «Hay muchos alumnos para la cantidad de docentes asignados y en los pasillos existe un problema cuando suena el timbre. Todos los alumnos salen a la vez y se crea un gran tapón», advierte Begoña Labrado.

Ahora, los padres esperan que tanto la Consejería de Educación como el Ayuntamiento les dé una solución.

 

Fotos

Vídeos