'Mauricio', ¿un perro para cuidar gallinas?

'Mauricio' en el Albergue. / PIÑA

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

Candidatos hay, pero buscarle la mejor familia no está siendo fácil. 'Mauricio', el pastor alemán de un año y medio que fue abandonado a las puertas del Albergue de Animales, sigue buscando un hogar. Solo una persona hasta el momento se ha acercado hasta estas instalaciones de La Bolgachina y lo quería adoptar «para cuidar las gallinas». Sin embargo, esta opción no convence del todo a los trabajadores de este servicio, que gestiona desde hace dos años la clínica Quirós.

Quieren que la familia que lo adopte lo integre dentro de su hogar, es decir que no lo dejen solo en una caseta. Es por ello, que esta solicitud ha quedado apartada a la espera de que otras familias se interesen por él. «Hemos recibido llamadas de gente de Galicia, Murcia y Navia y el segundo candidato era bueno pero no se puede acercar hasta Oviedo y nosotros no lo vamos a enviar», comentó ayer la responsable de adopciones, Eva Rodríguez.

Mientras, 'Mauricio' sigue haciendo vida en el Albergue. Allí lo abandonaron hace quince días cuando su dueño, que iba vestido con una camiseta roja y unos pantalones oscuros, se acercó hasta estas instalación y lo ató a la verja principal. No llamó al timbre ni avisó a nadie de que lo dejaba allí a pesar de que estas instalaciones estaban abiertas. Tras acariciarle se fue.

Fueron los trabajadores quienes se lo encontraron minutos después y lo primero que hicieron fue examinarle. Goza de un magnífico estado de salud y es un «perro maravilloso, afable y cariñoso al que ni su corta edad ni su raza le ha preservado de ser abandonado».

Por otro lado, se pide que toda persona que conozca al dueño del animal que lo ponga en contacto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o del Albergue.

Doscientos más

Este no es por desgracia el único perro que está en estas instalaciones. Hay otros doscientos y los que más tardan en encontrar un hogar son los de raza grande.