22 millones de euros a subasta

El hotel La Gruta, en el alto de Buenavista, actualmente en concurso de acreedores voluntario, saldrá a subasta rondando los 11 millones de euros. / FOTOS: ÁLEX PIÑA
El hotel La Gruta, en el alto de Buenavista, actualmente en concurso de acreedores voluntario, saldrá a subasta rondando los 11 millones de euros. / FOTOS: ÁLEX PIÑA

La Gruta, Uría 10, la Residencia de Oficiales o la fábrica de loza de San Claudio siguen a la espera de nuevos inversores | La ciudad busca comprador para grandes inmuebles públicos y privados a la ventaEdificios vacíos como

ALBERTO ARCE OVIEDO.

¿Tiene millones de euros y no sabe en qué invertir? No se alarme, hay buenas noticias. Oviedo ha ido atesorando con el paso de los años un buen puñado de grandes inmuebles vacíos que continúan a la espera de que aparezca un nuevo comprador. Algunos, como el antiguo hotel La Gruta, en el alto de Buenavista, están a punto de salir a subasta pública -rondando los 11 millones de euros-. Otros, como la Residencia de Oficiales Comandante Vallespín de El Milán (1,8 millones), la vieja fábrica de loza de San Claudio (1,33 millones) o la antigua sede de la Consejería de Justicia, el edificio Uría 10, (8,2 millones), fueron relegados al abandono tras quedar, una y otra vez, las subastas desiertas. Más de 22 millones de euros en ladrillo y algún que otro tablón apolillado que tanto el Ayuntamiento como el sector privado han mirado con ojos golosos en más de una ocasión.

Hace ya seis años, la empresa pública Sedes sacó a licitación el edificio número 10 de la calle Uría. Este inmueble, que fue diseñado por arquitecto Ignacio Álvarez Castelao, autor también de los edificios de la antigua estación de Alsa y las facultades de Medicina y Geología, fue sede de las consejerías de Presidencia, Trabajo, Justicia y Relaciones Exteriores, y en la actualidad está vacío. Consta de ocho plantas y su superficie total es de 4.337 metros cuadrados. Sus últimos ocupantes conocidos fueron los trabajadores de la empresa pública, que mantuvieron un encierro de 132 días en protesta por los despidos, y que solo abandonaron el edificio cuando pudieron reincorporarse a sus puestos de trabajo.

En el otro extremo de Oviedo, en San Claudio, permanece abandonada desde hace diez años la antigua fábrica de loza. El equipo de gobierno anunció en 2017 la compra de los 23.870 metros de terreno para crear un centro de interpretación de lo que fue. Las obras, según las previsiones iniciales, iban a dar comienzo a principios de este 2019. Hace cinco años, las subastas del conjunto quedaron desiertas.

La Gruta saldrá a subasta en las próximas semanas rondando los 11 millones de euros La Residencia de Oficiales, Uría 10, y la fábrica de loza continúan abandonados

Lo mismo ocurrió con la Residencia de Oficiales Comandante Vallespín, de la calle Amparo Pedregal, que continúa a la venta tras haber fracasado los intentos de subasta por parte del Ministerio de Defensa. Más de 1.300 metros cuadrados en desuso que, al igual que la vieja fábrica de armas de La Vega, el Consistorio ha intentado «recuperar para la ciudadanía» en reiteradas -y aún fallidas- ocasiones.

Temas

Oviedo