Los monolitos de La Gesta se exhibirán en el Museo de la Guerra Civil de Grado

Los monolitos de La Gesta se exhibirán en el Museo de la Guerra Civil de Grado
Uno de los monolitos de la plaza del Fresno. / ÁLEX PIÑA

Otro de los vestigios de la dictadura, el de Olloniego, permanecerá en su lugar pero se cambiará su inscripción por una alusiva al Camino de Santiago

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Los monolitos de la plaza del Fresno, antes de La Gesta, y que conmemoran esta última hazaña bélica por parte del bando sublevado frente a las tropas leales a la república durante el Sitio de Oviedo de 1936, serán expuestos en el Museo de la Guerra Civil en Grado. Ese es el acuerdo al que ha llegado el Ayuntamiento con los legítimos propietarios de los monumentos, la Hermandad de Defensores, para dar cumplimiento a la ley de Memoria Histórica.

El pasado septiembre, la sección de Patrimonio del Principado informó favorablemente a la retirada de elementos simbólicos situados en el concejo de Oviedo. Para evitar la ejecución subsidiaria de la retirada de ambos elementos, la Hermandad de Defensores certificó su propiedad ante el Ayuntamiento. Tanto del que fue donado por Galicia y presenta el yugo y las flechas como el bloque de piedra coronado por la Laureada de San Fernando y que está dedicado a la defensa de la ciudad por parte del bando nacional. Para dar cumplimiento a la citada ley, tras su retirada, Patrimonio recomienda que, «si se considera necesario que se garantice su pervivencia dado el interés que tienen esos símbolos como documentos históricos» deben depositarse «en un lugar municipal adecuado o ser expuestos en algún centro dedicado a explicar la historia de Oviedo».

Sin museo de la ciudad, la Concejalía de Patrimonio que dirige la concejala de Izquierda Unida Cristina Pontón, propuso a la Hermandad que el dedicado a la Guerra Civil en Grado era el lugar más apropiado.

Aun quedaría un tercer monolito, adosado a la fachada de la iglesia que también presenta la más alta condecoración militar del Reino junto con el escudo de la ciudad. Los informes, en cambio, determinaron que su propiedad es municipal frente a las alegaciones del Arzobispado y será el Ayuntamiento quien lo deposite en su almacén.

El último de los vestigios del alzamiento franquista susceptible de ser eliminados no se moverá. Es el que se encuentra en Olloniego y sobre el que se puede leer: 'Gloriosos caídos por Dios y por España, ¡presentes!'. Los vecinos utilizan la plataforma sobre la que se encuentra para montar representaciones teatrales y actividades culturales y se niegan a su eliminación. La solución a la que llegó la concejalía es sencilla. Se mantendrá la estructura pero la placa será sustituida por otra alusiva al Camino de Santiago.