Montecerrao contará con una nueva residencia de estudiantes con 317 plazas

Montecerrao contará con  una nueva residencia de estudiantes con 317 plazas
El solar de Montecerrao donde se construirá la nueva residencia. / A. PIÑA

La constructora madrileña Aldara comenzará la obra a finales de este año y terminará en julio de 2019

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

La empresa Aldara construirá en Montecerrao una residencia universitaria de 317 habitaciones, según informaron ayer fuentes de la compañía madrileña. La previsión es comenzar las obras a finales de este año para entregar el trabajo en julio de 2019.

Según pudo saber EL COMERCIO, el equipamiento se levantará en la única parcela que el plan parcial de Montecerrao reservaba exclusivamente para usos terciarios y que cuenta con 7.000 metros cuadrados de superficie con un máximo urbanizable de 11.000. Por otro lado, la constructora ya ha realizado estudios topográficos para dar comienzo a los trabajos y ha hecho encargo y acopio de materiales a diversos proveedores en el Principado.

No ha trascendido por ahora quién está detrás de la operación. Fuentes de Aldara se remitieron a un acuerdo de confidencialidad con el fondo de inversión que financia la construcción del inmueble. Tampoco si se ha hecho con la propiedad de la parcela que, hasta la fecha, pertenecía a Servihabitat, filial inmobiliaria de CaixaBank, o han llegado a un acuerdo de gestión externa de la residencia.

Lo que sí pudo confirmar Aldara es la similitud de la nueva residencia ovetense con la que entregaron el pasado julio en Aravaca, en Madrid, de 215 habitaciones y que cuenta con biblioteca, comedor, salón recreativo y terraza. Aquel proyecto lo realizaron para otro fondo de inversión diferente y con un presupuesto de 5 millones de euros.

Teniendo en cuenta la información facilitada por la constructora, que confirmó tres operaciones simultáneas en Oviedo, Barcelona y Salamanca para otras tantas residencias de estudiantes, la inversión en Montecerrao rondará los 10 millones de euros.

Otro proyecto

Las 317 plazas para estudiantes en esta ciudad vendrán a paliar, en parte, el déficit de alojamiento del que adolece la Universidad de Oviedo. Todo cuando en las últimas fechas se ha conocido el interés de otras empresas del ramo para instalarse en la ciudad.

Rya Residencias, la empresa de Dionisio Ramos, exgerente de la Universidad Complutense, anunció sus planes de transformar el edificio de Silicosis en una residencia universitaria, principalmente para ser ocupada por MIR. Al rector, Santiago García Granda, le agradó la propuesta: «Todo lo de El Cristo está sobre la mesa, va muy lento. Nosotros siempre necesitamos residencias universitarias cerca de los centros y El Cristo sería una oportunidad excelente», afirmó a preguntas de este medio hace unas semanas. Rya lo tiene más difícil que Aldara. Silicosis está afectado por el plan especial de reordenación urbana del HUCA y depende del proyecto final.

Tras la crisis del ladrillo, las residencias de estudiantes se convirtieron en refugio de capitales para muchos inversores. El año pasado el volumen de negocio se disparó hasta los 560 millones de euros, frente a los apenas 50 millones transaccionados en 2016, según datos de la consultora inmobiliaria JLL.

 

Fotos

Vídeos