Muerden a un policía y arrancan el chaleco a otro tras negarse a pagar un taxi en Oviedo

Muerden a un policía y arrancan el chaleco a otro tras negarse a pagar un taxi en Oviedo

Dos de los tres usuarios del servicio público acabaron detenidos tras agredir también al conductor en la avenida del Mar

G. DÍAZ-RUBÍN / C. PÉREZ OVIEDO.

Una trifulca entre tres usuarios de un taxi que se negaban a pagar la carrera y el propio conductor del servicio público acabó con un agente de la Policía Local sin chaleco antibalas, tras arrancárselo una de las mujeres que ocupaba el coche, y otro herido en una mano al recibir un mordisco. La inusual escena tuvo lugar la madrugada del sábado al domingo en la avenida del Mar.

El suceso ocurrió en torno a las cinco y veinte de la madrugada, cuando la centralita de la Policía Local recibe la llamada de un taxista alertando de que estaba siendo agredido por los tres ocupantes que llevaba en el vehículo, dos mujeres y un varón de nacionalidad colombiana, que además se negaban a pagarle la carrera.

Cuando la patrulla de la Policía Local llegó al lugar se encontraron con la escena descrita por el denunciante. Los ocupantes, en evidente estado de embriaguez, se negaban a pagar por el servicio solicitado. En el momento que los agentes procedieron a intervenir en la discusión fueron agredidos por dos de los usuarios del taxi: un varón de 29 años y una mujer de 51 que la emprendieron a golpes contra los policías locales.

Ella llegó a abalanzarse sobre uno de los agentes arrancándole el chaleco antibalas y antinavajazos reglamentario. Su compañero tampoco salió bien parado ya que recibió un «fuerte mordisco» en una mano, según informaron fuentes de Seguridad Ciudadana.

La agresividad que mostraban los denunciados hizo necesaria la presencia de otra patrulla de la Policía Local así como el refuerzo por parte de la Policía Nacional. Acabaron llevándose detenidos a los dos agresores y tomando declaración a la tercera ocupante del vehículo. Esta última no fue detenida ya que no participó en la agresión a los policías locales, sin embargo, en su bolso hallaron una botella de aguardiente completamente vacía.

Tras prestar declaración los dos implicados en la trifulca, el hombre de 29 años y la mujer de 51, pasaron a disposición judicial. Ayer fueron juzgados en una vista rápida acusados de un delito de atentado contra la autoridad y otro por las lesiones producidas al taxista.

Agresión en 2016

El suceso de este fin de semana trajo a la memoria, aunque salvando las distancias, una agresión a un taxista y a cuatro policías locales en 2016 en la parada de taxis de La Tenderina. El agresor, un joven de 31 años, la emprendió a golpes contra el conductor tras negarse este a llevarlo hasta un restaurante del Naranco debido al estado que presentaba. El chaval se encontraba bajo los efectos del alcohol, cocaína y ketamina. Cuando llegaron los agentes de la Policía Local también les agredió e incluso llegó a romper la puerta y ventana del vehículo policial. Tras ser reducido fue evacuado al hospital, donde hirió a uno de los médicos. El joven fue juzgado pero evitó los diecinueve años de cárcel que le pedía Fiscalía tras pagar una multa de 13.000 euros.