La mujer que denunció haber sido violada por dos hombres en Oviedo lo desmiente

Comisaría de la Policía Nacional en Oviedo./ÁLEX PIÑA
Comisaría de la Policía Nacional en Oviedo. / ÁLEX PIÑA

La mujer manifestó en un primer momento que había sido víctima de una agresión sexual, por lo que se activó el protocolo establecido para estos casos

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

La mujer que este domingo denunció una violación por dos hombres en Oviedo desmiente los hechos y asegura que no sabe por qué lo dijo. Por lo tanto, los agentes dan el caso por resuelto, no sin antes recavar testimonios de testigos.

Los hechos denunciados se remontan al pasado día 13 de enero, sobre las nueve y cuarto de la noche, cuando una mujer fue trasladada al servicio de urgencias del HUCA, manifestando ser víctima de una agresión sexual.

Una dotación de la Policía Nacional perteneciente a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, se desplazó hasta el hospital para entrevistarse con la agredida, y esta, les manifiesta que ha sido violada y golpeada, pero que no puede precisar datos del autor ni de como se habían producido los hechos. A partir de ese momento, se activa el protocolo de actuación para este tipo de situaciones, personándose en el lugar miembros de la Policía Científica. No pudiendo en ese momento, tomar declaración a la víctima por su estado de ansiedad y aturdimiento, siendo acompañada a su domicilio por un vehículo policial.

Las investigaciones posteriores se desarrollan por parte de los funcionarios adscritos a la Unidad de Familia y Mujer (UFAM), quienes realizan diferentes diligencias para el esclarecimiento de los hechos, así como la rápida identificación del autor o de los autores para su posterior detención. Se entrevistan con potenciales testigos y se desplazan al lugar del suceso para determinar los posibles rastros o pistas que pudieran ser concluyentes en el delito.

Finalmente se tomó declaración a la perjudicada, siendo, precisamente este hecho, determinante para la conclusión de las pesquisas policiales, ya que la propia víctima es la que manifiesta que no ha sido agredida sexualmente y que no sabe por qué lo dijo. Por lo que se determinó la inexistencia del delito de violación o cualquier tipo de agresión sexual.