Música para amar la naturaleza

La representación fue muy visual con humo. /
La representación fue muy visual con humo.

La representación de La Maniqué, organizada por Ópera de Oviedo, reflexiona sobre el cuidado del medio ambiente 1.400 niños y mayores disfrutan del espectáculo en el Teatro Filarmónica

S. N. OVIEDO.

«Érase una vez una semilla. Todo era silencio en su interior. Permaneció dormida un largo tiempo, pero un día sintió la necesidad de crecer, entonces rompió la cascara que la envolvía y de su interior surgió algo inesperado». Así arrancó ayer la representación de 'Historia de una semilla', el musical infantil organizado por la Ópera de Oviedo de la compañía granadina La Maniqué. Venía avalado por el Premio Lorca de teatro andaluz, en la categoría de mejor espectáculo para niños, y no defraudó a ninguno de los más de 1.400 pequeños y mayores que acudieron a las dos sesiones en el Teatro Filarmónica.

Con una puesta en escena con títeres, proyecciones y música en vivo, durante cincuenta minutos el público disfrutó de este proyecto pedagógico convertido en una bella fábula sobre la naturaleza, que aborda el tema del cuidado del medio ambiente y que pretende desarrollar valores de compromiso a través de esta semilla tan especial que ofrece una increíble historia.

Además de las funciones, organizadas en colaboración con el Ayuntamiento y la fundación Edp, los asistentes a 'Historia de una semilla' tuvieron el aliciente de participaron en un sorteo de cuatro viajes para cuatro niños y su familia, promovido por Volotea y Ópera de Oviedo. Los ganadores fueron Martina de Carlos, Telva Fernández, Irene Orihuela y Miguel Menéndez.

Temas

Oviedo
 

Fotos

Vídeos