«Mi música es intimista y romántica»

El músico portugués Rodrigo Leao llega hoy a Oviedo. / E. C.
El músico portugués Rodrigo Leao llega hoy a Oviedo. / E. C.

Rodrigo Leao presenta hoy en el Teatro Campoamor de Oviedo el álbum 'O ensaio': «Hay una componente de imagen muy fuerte en el concierto y estrenaremos temas que he compuesto en los últimos meses»

MIGUEL A. FERNÁNDEZ OVIEDO.

Celebra Rodrigo Leão los veinticinco años de carrera, y para ello no ha dejado de editar en las últimas semanas diversas novedades discográficas que han ido rellenando las estanterías de una industria que ya no se interesa por los discos. Trayectorias musicales como la suya son esos raros milagros que suceden sin que los focos de la actualidad reparen en ellos. Y sin embargo son veinticinco años creando músicas bellas y canciones para recordar. Hoy estará sobre las tablas del Teatro Campoamor presentando parte de su historia, dentro del ciclo Latidos, la bienvenida apuesta por otras tendencias musicales que ha programado la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo.

-Defina usted su música.

-Mi música es, muchas veces, un poco intimista, para que las personas la escuchen y tal vez escapen de la realidad y de los problemas diarios. Tiene un lado romántico y es accesible.

-Su salida de Madredeus fue una salida en búsqueda de un camino personal, supongo, no una huida.

-Exactamente, yo estaba en aquel momento muy influenciado y fascinado con los compositores minimalistas de los años noventa: Michel Nyman, Philip Glass, Riuichi Sakamoto... estaba comenzando a componer música, con ayuda de computadores y sintetizadores. Una música más sinfónica, con más pistas. Podía trabajar con violines, flautas, chelos, clarinetes, todo. Y por tanto estaba sintiendo que estaba creando una música que no cabría ni en Madredeus ni en Sétima Legião. Fue esa la razón por la que me aparté. Nunca esperé que hubiese hecho tantas cosas en estos veinticinco años. Por eso ahora conmemoramos esto con conciertos como el de Oviedo, que titulamos 'O Ensaio'; y otros como 'Os Portugueses' basado en una banda sonora que hice para un documental hace diez años. El disco sale estos días a la venta en España. Esa reedición contiene diez canciones en portugués, versiones de algunas músicas que había grabado.

-Las elecciones de las voces para sus canciones son parte de su éxito. De Rosa Passos, Lula Pena, Beth Gibbons o Adriana Calcanhotto a Scott Mathews o Camané.

-Es siempre difícil saber si algo va a tener o no éxito. Lo más importante es quedar satisfechos con el trabajo. Hay un momento en que es importante sentir que se alcanza el objetivo que buscamos.

-'O Ensaio' es el disco en el que se basará su concierto en Oviedo.

-Sí, hay una componente de imagen muy fuerte, y tocamos por primera vez algunas músicas que he compuesto en los últimos seis meses, para otro disco que será editado a final de año. Y también algunas músicas que he compuesto para películas donde toco el piano acústico, a pesar de no ser un pianista puro. También haremos algunos temas conocidos y podremos oírlos en la voz de nuestra violinista Viviena Tupikova. Es un concierto con influencia de la música electrónica, sobre un trabajo de hace unos tres años: 'La vida discreta de las máquinas'.

-¿Cómo cree que pueden sobrevivir músicas como la suya tal y como va el mundo de la música popular?

-En este momento están pasando tantas cosas que empieza a haber algo más de espacio para la música alternativa. Estoy viendo que algunos músicos que admiro, como Ludovico Enaudi, grandes pianistas que tienen mucho éxito y que hacen una música instrumental con una electrónica muy discreta están teniendo un espacio cada vez mayor.

-¿Cómo ve el retrato de Portugal hoy en día? ¿Está de verdad de moda y tiene tanto que enseñarnos?

-Creo que sí. Hemos crecido mucho en términos de turismo y eso trae cosas buenas y malas. Vivo en el centro de Lisboa, con una vista muy bonita al río. Y es verdad que en toda esta área a veces es difícil cruzarse en la calle con un portugués. Afortunadamente conseguimos salir un poco de la crisis tan fuerte de hace cinco o seis años.

-¿Y en términos de música?

-Pienso que hay mucha gente con ideas. A pesar de que los discos hoy no importan y es difícil entrar en el mercado. Pero hay una energía buena, y en la música también.

-¿Hubiera creído hace veinticinco años que la música más representativa de Portugual en el mundo sería el fado?

-Es verdad que ha sido enorme el reconocimiento. Madredeus tenía gran influencia del fado, pero con instrumentos diferentes, como acordeón y violonchelo. Pero hay otros estilos, con importantes bandas que también han comenzado a tocar fuera, como Danças Ocultas, Gaiteiros de Lisboa, Dead Combo, que son unos de mis favoritos. Hay un espíritu musical muy bueno en mi país en este momento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos