«Los niños iban con hambre al colegio, y uno tenía quemaduras de cigarros»

La nevera del piso de alquiler, con unos potitos caducados y con bichos. / ALEX PIÑA
La nevera del piso de alquiler, con unos potitos caducados y con bichos. / ALEX PIÑA

El padre de dos de los hijos de la mujer que vivía en condiciones insalubres en un piso de alquiler relata su lucha por la custodia

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Fue en 2008. El llanto inconsolable de dos niños, de 11 meses y cinco años de edad, alertó a los vecinos del número 33 de la calle de Dolores Ibarruri, de Gijón. Cuando la Policía Local llegó a la vivienda, la escena que se encontraron fue desoladora: el bebé lloraba tendido en una cama sin sábanas, vestido tan solo con un pañal sucio desde varios días atrás. Su hermana deambulaba asustada, llorando. Todo en una vivienda llena de excrementos y restos de basura. La madre fue detenida y acusada de un delito de abandono familiar. El juzgado le retiró la tutela de los menores.

Once años después, la escena se repite: esa mujer es la misma que residía en un piso de alquiler en la avenida del Mar con cinco de sus hijos (de entre 15 años y 14 meses de edad) en condiciones insalubres. Fue desahuciada el pasado 8 de mayo por impago de alquiler, aunque en el momento del lanzamiento la familia ya se había marchado.

Más información

La mayor de esos cinco hijos es la misma niña que con cinco años rescató la Policía Local del piso de Gijón en 2008, y que tiempo después volvió con su madre cuando esta recuperó la tutela. Su hermano, el que entonces era un bebé, hoy cuenta con once años y reside con su padre que se hizo con la custodia a raíz de ese episodio.

El juez retiró a la madre la tutela de dos de sus hijos en el año 2008 por un delito de abandono Hace 11 años, la Policía halló en Gijón en un piso, repleto de suciedad, a la niña y el bebé solos

Quien confirmó estos hechos fue el progenitor de dos de las hijas de la desahuciada, que vivieron también en el piso de avenida del Mar: una pequeña de tres años y una bebé de 14 meses. El hombre, que prefiere mantenerse en el anonimato para preservar la identidad de sus hijas, relató a EL COMERCIO que vive con la mayor desde el pasado mes de septiembre y lucha por hacerse con su custodia y la de su hermana, que continúa con su madre.

Ya separado de su pareja, los fines de semana él acostumbraba a quedarse con su hija mayor. Pero en una ocasión, «cuando la llamé para devolverle a la niña, ella me dijo que no estaba en casa, que estaba con uno por ahí y que no sabía a qué hora iba a llegar». Fue el detonante para que fuera a vivir con él, pero hubo más. El padre tuvo conocimiento que tanto su hija como otro hermano de ella, fruto de otra relación de su expareja, pasaban penurias. Lo descubrió cuando llamó al colegio para informarles de que hasta que se resolviese el asunto de la custodia la iba a sacar del centro y matricularla en otro el próximo curso. «La educadora social me trasladó que los niños iban sucios al colegio, que el hermano que tiene 7 años tenía quemaduras de cigarros y que tanto él como mi hija iban con hambre, que pedían comida porque la única que hacían al día era la del comedor escolar», relató el padre de la pequeña. Desde que vive en su casa, «la madre nunca se preocupó de la niña, nunca ha llamado para saber de ella».

Sin lavar y con piojos

Pasados los meses se encuentra en perfecto estado de salud. «Cuando me la llevé estaba sucia, con el pelo sin lavar desde hacía días y una 'piojada' tremenda. Ahora es feliz, no le falta de nada», aseveró.

«Desde octubre los Servicios Sociales del Ayuntamiento tienen conocimiento de este asunto, porque yo denuncié que la madre dejaba a sus hijos solos a cargo de la mayor de sus hermanos, que tiene 15 años, para irse de fiesta. No entiendo cómo no hacen algo», denunció el hombre. Según pudo saber este periódico, el caso está «enfocado» por parte de la Concejalía de Atención de las Personas.

Ahora su objetivo es lograr la custodia de sus dos hijas, la niña de tres años que ya reside con él y la bebé de catorce meses que aún vive con su madre. Este mismo lunes presentará a través de su representante legal, del despacho FLC Abogados, la solicitud de medidas urgentes para acelerar el proceso de la custodia cuya vista para adoptar las medidas provisionales está fechada en junio.

Temas

Sucesos