Los niños de Oviedo esculpen en arcilla para entender el arte

Ángela Sánchez, monitora, con los pequeños artistas. / HUGO ÁLVAREZ
Ángela Sánchez, monitora, con los pequeños artistas. / HUGO ÁLVAREZ

ALBERTO ARCE OVIEDO.

A las actividades culturales del período estival en Oviedo se suman los talleres 'Verano en el Museo', del Bellas Artes. De entre estos, 'Detectando formas y esculturas', que durará hasta este jueves, es una iniciativa promovida desde Pintar-Pintar Editorial para un público infantil de cuatro a ocho años con la que «se trata de acercar a los más pequeños al amor por el arte y por el patrimonio cultural», comentaba Ester Sánchez, gerente de la empresa.

El taller comenzó en la mañana de ayer en el Palacio de Velarde y constará de tres sesiones en las que, de una manera progresiva, los pequeños podrán introducirse en los entresijos del arte y en la interpretación del mundo de una manera crítica, todo ello para poder acercarse con cierto rigor a la obra invitada 'Hierros encontrados y soldados: Quijote 1957', una escultura contemporánea del artista Pablo Serrano «que requiere cierta base».

Tras el acercamiento a la pintura, los pequeños crearon sus propias esculturas en arcilla, un primer contacto con algunos de los materiales y con el proceso creador a través del que «poder entender mejor las obras que se les mostrarán a lo largo de las sesiones», señalaba Sánchez.