La Noche Blanca sigue creciendo

La cola para acceder a la Catedral la última Noche Blanca. / MARIO ROJAS
La cola para acceder a la Catedral la última Noche Blanca. / MARIO ROJAS

La Catedral organizará un concierto, a la Pasarela Campoamor vendrán Victorio y Lucchino y repetirán clásicos como la Ruta del 34 El evento incorporara nuevas localizaciones, como San Juan, y amplía horario

D. LUMBRERAS OVIEDO.

La Noche Blanca, que este año se celebrará el sábado 6 de octubre, continúa creciendo. El evento, que durante un día al año abre a los ciudadanos, de forma gratuita, localizaciones que normalmente no están al alcance del público, incorporará este año nuevas localizaciones -habrá entre 50 y 55- para un total de 55 a 60 actividades. Además, se ampliará el horario general, que discurrirá aproximadamente desde las 17.30 horas hasta las tres de las madrugada, según avanzaron fuentes de la organizadora Fundación Municipal de Cultura (FMC).

Una de las nuevas localizaciones será la basílica de San Juan el Real, que acogerá un espectáculo audiovisual de dos artistas europeos, con parte en el exterior (un 'videomapping', proyecciones en la fachada') y parte en el interior. Será un espectáculo de arte profano pero «respetuoso», además de «participativo» y «muy espectacular», señalaron las mismas fuentes.

Dos de los platos fuertes que se incorporaron el año pasado repetirán. Uno de ellos será la Catedral, que alcanzó gran éxito con la grabación que contaba la historia del retablo iluminado, con colas hasta la capilla de La Balesquida. «No será el mismo programa. Haremos un concierto a partir de las ocho», adelantó el deán del templo, Benito Gallego. También tuvo una buena acogida, con el teatro lleno, la Pasarela Campoamor, con un desfile de Miguel Marinero, Ágatha Ruiz de la Prada y Aníbal Laguna. En esta ocasión, quienes acudirán al coliseo ovetense serán Victorio y Lucchino, junto con Nelsy Chelala. Este año, el desfile se celebrará el 17 de noviembre.

Las características principales del evento son la producción propia (espectáculos que solo se puedan ver esa noche), la participación del público, la apertura de espacios restringidos o no accesibles durante el resto del año -como, por ejemplo, la fábrica de armas de La Vega, que albergará tres actividades, con la idea de que dos sean múltiples, empleando varias naves a la vez- y la vanguardia artística, junto con la fusión de diferentes disciplinas en una misma actividad, como música clásica y danza contemporánea, literatura y proyecciones o cine con música en directo.

No faltarán tanto los artistas locales como los internacionales y, aunque es una noche pensada para todos los públicos, este año se quiere reforzar la programación para ellos. A partir de las seis de la tarde se les ofrecerá, en especial, talleres, teatro y música. Para los adultos, la franja más potentes será la comprendida entre las ocho de la tarde y las dos de la madrugada.

Esa noche volverán muchas actividades que se han convertido en clásicas. Ovetenses y visitantes podrán disfrutar de una visita a la Delegación de Defensa (que volvió a la programación el año pasado), recrear la Revolución del 34 en una ruta a pie, contemplar la colección de arte de la Fundación Princesa, disfrutar de las actividades para niños de la Fundación Telefónica o visitar el monasterio de las Pelayas. Las monjas son ya fijas desde la primera edición, en 2012, creada siguiendo el ejemplo de París.

Tras las prisas del año pasado, que obligaron a recurrir a la externalización, estos días ya se van cerrando las actividades. «Este año va todo mucho mejor de tiempo, no habrá problema», señalaron en la FMC.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos