«La nueva empresa de comedores escolares no ha incumplido el contrato»

Mercedes González, concejala de Educación, en El Fontán. / MARIO ROJAS
Mercedes González, concejala de Educación, en El Fontán. / MARIO ROJAS

Mercedes González, concejala de Educación, Deporte y Salud Pública: «Creo que existe un error de concepto porque hay padres que dicen que los productos congelados no han sido cocinados de forma previa»

ROSALÍA AGDUÍN OVIEDO.

Mercedes González lleva dos meses lidiando contra las críticas por el nuevo servicio de catering en los comedores escolares. Hay padres que se han quejado de que los productos han llegado a la mesa congelados y tampoco han gustado algunas recetas como las fabas con callos. La edil de Somos pide paciencia a las familias para que la nueva concesionaria pueda adaptar las recetas a los gustos de los menores ovetenses.

-¿En algún momento la empresa ha incumplido lo acordado?

-Hoy por hoy podemos decir que no. Hemos establecido un periodo de flexibilidad para que la empresa pueda llegar a cumplir todos los requisitos exigidos y este punto lo hemos explicado en las reuniones que hemos tenido en los colegios.

-¿Por qué dieron esta fase de gracia?

-Por dos razones. La empresa tardó en firmar el contrato por culpa de las dinámicas de la administración municipal y esta rúbrica se hizo el 24 de agosto. El servicio, por su parte, entró en funcionamiento a primeros de septiembre.

-¿Cuál es la otra?

-Muchos padres esperan hasta octubre para dejar a sus hijos en el comedor. Es por ello, que la empresa no supo con exactitud, cuántos niños iba a ver este curso hasta hace catorce días.

-Uno de los problemas con los que se están encontrando es que la potencia eléctrica de colegios no puede con los hornos para calentar la comida.

-Eso es lo que está pasando en el colegio Novo Mier y en La Ería. Esta situación la estamos ya solucionando desde el Ayuntamiento. Mientras, en el primero de estos centros, se ha aumentado el horario de las trabajadoras para que dé tiempo a hornear todos los menús.

-El caso de La Ería fue muy criticado. Los padres se quejaron que la mayor parte de la comida llegó congelada a la mesa.

-Lo que pasó hace dos viernes en esta escuela es que los plomos saltaron porque hay que calentar 285 menús a la vez al existir un único turno de comedor. Igual se deberían establecer dos tandas de comida al haber tantos alumnos inscritos.

-En los pliegos de condiciones se establece que los productos ultracongelados están prohibidos. Sin embargo en este colegio se sirvieron...

-La explicación que dio la empresa es que ellos por ejemplo cocinan el bacalao y después someten el alimento a un proceso de enfriado a una temperatura muy baja. Si lo hubiesen pasteurizado el producto quedaría más gomoso.

-Pero se sirvieron bolsas de verdura congelada.

-Sí y las van a retirar. Creo que existe un error de concepto porque muchos padres dicen que los productos congelados no han sido cocinados de forma previa y están equivocados.

-También hubo críticas con la pasta.

-La pasta y la salsa se cocinaban el año pasado de forma conjunta el día antes de servirse y cuando el producto llegaba al plato no estaba tan bueno. Desde septiembre este proceso ha cambiado y ambos productos se hacen por separado. De esta forma, si un niño tiene una intolerencia se le cocina un plato específico para él.

-Hay recetas que no han gustado como por ejemplo la hamburguesa de quinoa.

-La empresa no tiene ningún inconveniente en adaptar los platos a los gustos de los niños. Pedimos a los padres un periodo de adaptación para que la empresa dé, por ejemplo, con el toque que nos agrada para les fabes.

-¿Cómo miden si el menú es del agrado de los menores?

-Las responsables de los comedores tienen que hacer un informe sobre las comidas que más gustan para que la empresa pueda ir adaptando las recetas.

-Los expertos del Colegio de Nutricionistas han comenzado esta semana a analizar los menús. ¿Cómo ha sido hasta el momento esta valoración?

-El miércoles, sin ir más lejos, estuvieron en el colegio Lorenzo Novo Mier y no constataron ningún problema salvo el de la electricidad.

-¿Han mejorado las condiciones laborales de las empleadas con la nueva concesionaria?

-Por el momento no hemos tenido ninguna queja por el número de trabajadores que hay en cada centro y además su jornada laboral ha aumentado media hora.

-¿Creen que la mayoría de los críticas vienen porque la empresa que ganó el concurso es catalana?

-Al principio, sí. Al concurso se presentaron doce empresas y solo una de ellas era asturiana. Pertenecía a la antigua concesionaria y tuvimos muchas quejas sobre su gestión.

-¿En algún momento ha planteado a Serhs Food que cocine los productos en Asturias en vez de en Cataluña?

-Eso nosotros no lo podemos exigir porque no está recogido en los pliegos de contratación. Nosotros en lo que estamos trabajando es en recuperar las cocinas en los colegios.

-No todos los centros tienen espacio para estas instalaciones.

-Nuesta intención es construir las cocinas en las escuelas que se pueda y para el resto queremos hacer una instalación central donde se haga toda la logística y cocción.

-¿Para cuándo estarán las primeras cocinas instaladas?

-Por ahora estamos con el proyecto y quiero que la valoración empiece en 2019.

-¿Qué le parece la situación de hacinamiento que está viviendo instituto de La Corredoria?

-Este problema era esperable. En el barrio hay tres colegios para un solo instituto y la carga de trabajo que tiene el personal docente es tremenda. Se debe construir de forma urgente un segundo centro de Secundaria en este barrio.

-¿Apoyarán a los padres si deciden manifestarse?

-Siempre estaré de lado de las movilizaciones ciudadanas que se hacen con razonamiento.

-Entonces estarán con las familias de La Florida que se concentrarán el día 25 para exigir su centro.

-Eso es.

 

Fotos

Vídeos