«Hay nuevas pruebas que contradicen a los testigos del caso de David Carragal»

El profesor pixueto David Carragal. / E. C.
El profesor pixueto David Carragal. / E. C.

El abogado del único acusado en prisión, Jorge Cue, avanza que se han incorporado «otro tipo de informaciones» a la instrucción

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

La fase de instrucción sobre la muerte de David Carragal, el profesor pixueto de 33 años fallecido tras sufrir una agresión en La Florida, ha avanzado con la declaración hace una semana de uno de los peritos ante la juez de Instrucción número 4. El abogado del único acusado en prisión, el llanisco Jorge Cue, apuntó ayer que se han incluido «nuevas pruebas que contradicen a lo dicho por los testigos». Es decir, «otro tipo de informaciones» que ayudarán a resolver los hechos ocurridos el pasado 11 de junio.

Cuando los tres investigados, dos de ellos quedaron en libertad con cargos y Cue ingresó en prisión, declararon ante la juez, lo hizo también una de las amigas de Carragal. Narró lo que pudo ver porque caminaba por delante del profesor. La familia por aquel entonces apuntó que sufrió una agresión después de que se negase a dar a los tres jóvenes tabaco porque no fumaba, y le empezaron a golpear. Tirado en el suelo lo siguieron golpeando hasta que huyeron del lugar.

La versión, no obstante, dada por los tres investigados es diferente. La Policía los buscó durante siete días. Cuando el profesor falleció en el HUCA al no superar las heridas sufridas en la cabeza se entregaron a la Policía Nacional. Los tres amigos estuvieron dos noches en los calabozos y ante los agentes y en los juzgados declararon que Cue «hizo el gesto de darle una patada» pero desconocían «si le llegó a dar». Los otros dos investigados negaron tener vinculación alguna con el altercado. Es por ello, que la juez imputó al joven llanisco un delito de homicidio doloso y dictó para él su ingreso en prisión de forma provisional. El resto quedó en libertad con cargos y a los tres se les imputa un delito de omisión del deber de socorro.

Más información

La Policía, semanas más tarde, dio con otra testigo que ofreció una versión «clarificadora» sobre lo ocurrido, según destacó por aquel entonces el jefe superior de la Policía en Asturias, Juan Jesús Herranz Yuberos. Compareció días después ante la jueza.

La fase de instrucción continúa abierta. No existe un plazo para su conclusión porque aún faltan declaraciones por hacer.