La obra de la Ronda Norte de Oviedo exigirá «medidas correctoras» para proteger los monumentos

Un motorista circula ante el monumento prerrománico de Santa María del Naranco. / MARIO ROJAS
Un motorista circula ante el monumento prerrománico de Santa María del Naranco. / MARIO ROJAS

El túnel por la falda del Naranco «será defendido por el PP y Ciudadanos», afirma el primer teniente de alcalde, Nacho Cuesta

ROSALÍA AGUDÍNALBERTO ARCEOVIEDO.

Las opciones están sobre la mesa. Ahora solo falta que las administraciones se pongan de acuerdo en qué solución se adaptará mejor a las necesidades de la ciudad en tiempo, forma y presupuesto. La movilidad urbana lleva su tiempo, pero, con o sin túnel, lo cierto es que el Ministerio de Fomento, en su análisis de alternativas previas para la construcción de la Ronda Norte de Oviedo, apunta a la falda del monte Naranco como la mejor solución para la construcción del enlace de la AS-63 (Oviedo-La Espina) con la AS-II al considerar que los perjuicios medioambientales, culturales y territoriales serían previsiblemente menores. Una solución de entre tres que trae consigo, como recoge el propio documento, una batería de «medidas correctoras» ante el impacto de las actuaciones en los aspectos paisajístico y arqueológico del entorno BIC (Bien de Interés Cultural) del monte. Medidas correctoras para proteger los monumentos prerrománicos.

El plano del 'Subcorredor exterior', que discurre al sur del Centro Asturiano y de San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco, por el momento es una opción. Una que conectaría la primera de las zonas límite, el área que se localiza en Monte Alto y sus alrededores; con una segunda, que abarca el entorno de Prados de la Fuente y está constreñida por los barrios de La Cruz del Naranco al oeste, Ciudad Naranco al sur, Casares al norte y Villamejil al este.

Desde el Ministerio de Fomento informaron, a través del documento inicial de proyecto de TRN Trayet, que «la zona inmediata a los monumentos debe considerarse en cualquier caso zona de capacidad de acogida baja, mientras que en el entorno de protección BIC la capacidad de acogida resultaría media-baja».

Además, desde Fomento también avanzaron que «una vez se disponga de la localización de las zonas atravesadas por las posibles soluciones que sean seleccionadas será necesaria la realización de una prospección de campo intensiva». Ya lo informó el ministro del área en funciones, José Luis Ábalos, la pelota está ahora en el tejado del Ministerio de Transición Ecológica.

«Escuchar a los vecinos»

Con más cautela, el primer teniente de alcalde de la Corporación, Nacho Cuesta, explicó ayer que con la construcción del nuevo acceso norte a Oviedo, «se dará solución a problemas reales que tienen los vecinos de zonas amplísimas del municipio en su quehacer diario».

Por tanto, manifestó, «en la tramitación, estos deberán ser escuchados», junto a los técnicos municipales y de Fomento. «Oviedo necesita una Ronda Norte y una solución definitiva. Si se decide la construcción de un túnel por debajo del Naranco, esa será una opción que tanto el Partido Popular como Ciudadanos hemos defendido desde el principio», sentenció el liberal.

Más