Las obras de las tres nuevas torres de El Vasco comenzarán antes de final de mes

Una vista general del Gran Bulevar de El Vasco, avanazando los trabajos de construcción y cuya entrega está prevista para el primer trimestre del año 2020. / ALEX PIÑA
Una vista general del Gran Bulevar de El Vasco, avanazando los trabajos de construcción y cuya entrega está prevista para el primer trimestre del año 2020. / ALEX PIÑA

Gran Bulevar espera entregar la primera fase, que incluye las viviendas, el zócalo, la zona verde y el parking, a principios de año

ALBERTO ARCEOVIEDO.

Por partes. Los promotores de El Vasco Gran Bulevar Espacio Residencial están a punto de reunir las tres piezas que faltan para terminar de poner sobre la mesa uno de los proyectos urbanísticos más ambiciosos de los últimos años en la capital del Principado de Asturias. Y es que, según ha podido conocer este diario, el servicio municipal de Licencias concederá a la propiedad los permisos de obra para la construcción de las otras tres torres del complejo a lo largo de las próximas semanas. En concreto, la torre 6, que albergará un establecimiento hotelero de la cadena Blue Hoteles, recibirá la licencia «de inmediato», antes de que finalice el mes de octubre; y las torres 4 y 5, proyectadas para usos sociosanitarios, tendrán lo propio a principios de noviembre. Así lo confirmaron, en declaraciones a EL COMERCIO, fuentes cercanas a la promoción. De hecho, si todo sale a pedir de los implicados, el Blue Hotel, un establecimiento de cuatro estrellas con 75 habitaciones de distinta categoría, abrirá sus puertas en 2021, convirtiéndose en el buque insignia de la marca asturiana. La guinda del pastel.

Mientras tanto, las actuaciones continúan a pasos agigantados. El pasado día 20, los responsables del conglomerado empresarial se ajustaron la corbata -antes del traje- al encender el letrero luminoso gigante con las letras de la ciudad, que desde entonces preside la entrada a Oviedo como si de un faro guía se tratase, reposando sobre el ascensor que une la parte baja de Víctor Chávarri con el nivel de La Noceda. «Pronto» entrará en funcionamiento.

«Las obras de urbanización de las tres primeras torres -residenciales, y con las 98 viviendas disponibles vendidas- marchan a gran ritmo», matizaron desde la promotora. Y del mismo modo, aseguraron, avanzan las labores en el edificio zócalo y el aparcamiento. A su vez, el apartado de hostelería y gastronomía, que incluirá una oferta variada con negocios tanto del propio Bulevar de la Sidra como otros relacionados con el ocio deportivo y familiar, «progresa con gran intensidad».

Así, la primera fase de los trabajos, que incluye el grueso de los 120.000 metros cuadrados del Gran Bulevar salvo las tres últimas edificaciones, se entregará a lo largo del primer trimestre del próximo año 2020. En ese momento, y una vez que ya no sea necesario el paso de maquinaria pesada al interior del complejo para la cimentación de las torres de usos terciarios, «la ciudad tendrá a su disposición 14.000 metros cuadrados (12.000 en la plaza superior, núcleo central del proyecto)» a repartir entre zonas ajardinadas, plazas y aceras, y «con el mobiliario urbano más moderno», anticiparon. Al pormenor, el diseño presentado plantea la plaza como un nudo de itinerarios peatonales entre la parte baja de la ciudad y el centro, combinado con una zona estancia para ocio y reposo con jardines verticales de diseño, que reforzaría los usos lucrativos previstos. Gran Bulevar estima en 2,3 millones los costes de urbanización del espacio, incluido el mobiliario urbano de diseño. De hecho, en el espacio público comprendido entre el edificio Panorama, el arranque de Víctor Chávarri y la rotonda de la Cruz Roja «habrá más de 3000 metros cuadrados de zonas ajardinadas». Justo delante del Mercadona.

Los usos comerciales

Por lo pronto, la promotora también continúa a la espera de que se resuelva el recurso abierto contra la Corporación municipal por las «discrepancias técnicas» manifiestas en cuanto a los usos comerciales del complejo en las plantas menos dos y menos tres del edificio zócalo. En el informe municipal que motivó el inicio del procedimiento ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Oviedo durante el pasado mes de junio, la sección de Licencias limitaba la capacidad comercial de El Vasco a 2.500 metros cuadrados en su totalidad. La promotora, en ese sentido, pretende destinar 5.000 en estas plantas inferiores, un 2% del proyecto total (unos 120.000 metros cuadrados), según habían señalado el concejal de Urbanismo, Nacho Cuesta; y los promotores de la actuación.

La cuestión, sin embargo, y en palabras de las mismas fuentes, «se resolverá de uno u otro modo». Luego, en función del veredicto, se estudiará si el espacio en cuestión, un local de 2.500 metros cuadrados, ubicará «un gimnasio, oficinas o zona comercial», sentenciaron las fuentes consultadas.

Temas

Oviedo