Más de mil ochocientos aparcamientos por 45 euros

El aparcamiento de la plaza Juan Pablo II, en Ciudad Naranco, que pone a disposición 421 plazas. / M. ROJAS
El aparcamiento de la plaza Juan Pablo II, en Ciudad Naranco, que pone a disposición 421 plazas. / M. ROJAS

A las plazas que aún quedan por vender de Cinturón Verde se suman las 421 del parking de Juan Pablo II

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

A principios de este año, próximo a concluir, el concejal de Personal e Interior, Iván Álvarez, anunció la licitación, por unos 200.000 euros, de un nuevo contrato a varios años para intentar vender las plazas de garaje heredadas de Cinturón Verde. A día de hoy aún buscan comprador un total de 1.412 repartidas entre los aparcamientos de Económicos, Ciudad Naranco, parque de Invierno, depósitos del Fresno, Vallobín, Turina, plaza de Castilla y Rodríguez Cabezas.

A estas plazas ahora habrá que sumar las 421 correspondientes al aparcamiento de la plaza de Juan Pablo II que el Ayuntamiento ha decidido poner a disposición de los ciudadanos. De momento lo único firmado es una providencia por parte del área de Patrimonio, liderada por la edil de Izquierda Unida, Cristina Pontón. Faltaría el visto bueno de la Concejalía de Infraestructuras.

Para sacar rentabilidad a estos estacionamientos, un total de 1.833, el Ayuntamiento sigue apostando por un sistema de aparcamiento en rotación a través de alquileres mensuales mediante abonos que cobrará a 45 euros y que permitirán a los usuarios estacionar en cualquiera de las plazas libres de cada uno de los aparcamientos municipales. Es el modo de sacar rentabilidad a unos estacionamientos que siguen sin comprador aunque el fin último, según recoge el estudio económico para estipular las tarifas, es «reducir el tráfico y la contaminación» y «cubrir aquellos gastos que le ocasiona al Ayuntamiento la puesta a disposición de dichas plazas».

Rodríguez Cabezas

La adhesión de las nuevas plazas municipales de Juan Pablo II llega tras conocerse que la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo rechazó el recurso municipal contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias del año pasado que le condenaba a abonar cuatro millones de euros más los intereses legales devengados desde noviembre de 1998 por la expropiación de varias parcelas en la unidad de gestión Rodríguez Cabezas III, en Pumarín.