«La oposición defiende a los empresarios de las canteras y su negocio en Priorio»

Una imagen de la cantera de Cárcaba, al fondo, con la iglesia al frente en Priorio. / MARIO ROJAS
Una imagen de la cantera de Cárcaba, al fondo, con la iglesia al frente en Priorio. / MARIO ROJAS

El edil de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, sostiene que la modificación del PGOU está en marcha, pero matiza que los técnicos tendrán la última palabra

GONZALO DÍAZ-RUBÍNALBERTO ARCE OVIEDO.

¿Se reunió el concejal de Urbanismo como los vecinos de Priorio y les transmitió que la idea de modificar el planeamiento en la zona para impedir la instalación de sendas plantas de hormigón y asfalto no es factible? Somos insistió ayer en que esa información, desvelada por el concejal popular Fernando Fernández-Ladreda en el Pleno, «no es veraz» y cerró filas con el responsable del área, Ignacio Fernández del Páramo. Todos los concejales del grupo acudieron a la colocación ayer de la placa con el nombre de una calle, la primera, de Olivares. Allí, Del Páramo acusó a PP y Ciudadanos de defender los intereses de las canteras del municipio: «Lo que está haciendo la oposición, en una pretendida defensa de los vecinos de Las Caldas, es todo lo contrario: defender a los empresarios de las canteras y su modelo de negocio. Nada más y nada menos».

El concejal presumió del compromiso de su área para frenar unas actividades molestas y nocivas para el medio ambiente. Recordó que su departamento denegó tanto la licencia de la planta de asfaltos como la de la planta de hormigón y presionó, «junto con los vecinos», para que el Principado «cambiase de opinión» y exigiese a la propiedad nuevos estudios ambientales. Aseguró, además, que «hemos iniciado la modificación del PGO en Priorio» y que, en la revisión que se está haciendo del Plan General, también se incluye una revisión del «plan de canteras que nos dejó el Partido Popular».

Para Del Páramo, detrás de los «aspavientos teatralizados de Pacho y Caunedo» se halla el intento de frenar estas políticas. «Cuando los empresarios de las canteras cargan contra este Ayuntamiento por todos los pasos que se están dando y se seguirán dando para preservar el valle de Las Caldas no lo hacen contra Luis Pacho o contra Caunedo, lo hacen contra Ignacio Fernández del Páramo», sostuvo el edil.

La modificación del PGO en Priorio se inició el pasado 19 de noviembre, recordó, y «el proceso está en marcha, repito, el proceso está en marcha y no hay vuelta atrás», concluyó el edil de Urbanismo.

En manos de los técnicos

Todo lo anterior es cierto, pero también que, a partir de ahí, admitió Del Páramo, «son los técnicos del área» los que tienen que tramitarlo. La imposibilidad de hacerlo es lo que denuncia el PP que el concejal admitió ante los vecinos, una duda que también dejó el alcalde, Wenceslao López, al ser preguntado por el asunto en el mismo acto: «Nosotros, como miembros de equipo de gobierno, tenemos nuestra responsabilidad política, pero los informes técnicos los hacen los técnicos. En el momento en que se genere un informe técnico, veremos qué es lo que nos plantea», señaló, porque «una cosa es la voluntad política, el deseo, y otra la aplicación de la legalidad en cuanto a las normas urbanísticas y técnicas».

López limitó el acuerdo del Pleno del pasado noviembre para instar la modificación del PGOU a una expresión de «la voluntad de la Corporación», pero «ahora corresponde que los técnicos emitan el informe en aplicación de la normativa». El primer edil evitó criticar el Pleno extraordinario que pedirá la oposición sobre el asunto, porque «está en su derecho, aunque no compartamos sus opiniones».

En cambio, la vicealcaldesa, Ana Taboada, sostuvo que «la oposición quiere un Pleno extraordinario inútil para generar más gasto a las castigadas arcas municipales» y anunció que su grupo renunciará a las dietas del mismo. Algo extraño, porque ningún concejal de su grupo percibe dietas.

«Cobarde e incapaz»

PP y Ciudadanos no formalizaron ayer la solicitud del Pleno extraordinario por problemas de agenda, pero el concejal popular Fernando Fernández-Ladreda insistió en denunciar «la tomadura de pelo y el engaño permanente al que los podemitas someten constantemente a los vecinos de Oviedo» y, como ejemplo, los de Priorio, para los que pidió que no se creen falsas expectativas «mintiéndoles día sí y día también».

Rechazó las acusaciones de Del Páramo y Taboada como «una cortina de humo» que busca tapar «sus incumplimientos y engaños». «No hay mayor espectáculo, que el lamentable que está dando el concejal de Urbanismo, un concejal incompetente, incapaz y por lo que hemos visto ayer (en referencia al Pleno celebrado antes de ayer para el lector) también cobarde». Nuestro por

 

Fotos

Vídeos