La oposición de Oviedo forzará un Pleno sobre Priorio ante las evasivas de Urbanismo

La oposición de Oviedo forzará un Pleno sobre Priorio ante las evasivas de Urbanismo
Miembros de Imagina un Bulevar mostraron su malestar con el equipo de gobierno durante el Pleno. / PIÑA

Imagina un Bulevar denuncia que las «buenas palabras del alcalde» ocultan «ataques al proyecto» y la falta de compromiso del tripartito

G. D. -R. OVIEDO.

La cuestión parecía resuelta. El último Pleno acordó por unanimidad pedir la modificación puntual del PGOU en el entorno de Priorio para frenar o limitar la actividad de la cantera que desvela a los vecinos. Ayer no quedó tan claro. Podemos llamarlo la providencia de Schrodinger, que como el famoso gato de la caja del experimento teórico está vivo o muerto según depende. Ciudadanos reiteró una pregunta acerca de si se había iniciado el expediente y qué número tenía, pero el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo, se salió por la tangente con un «ya se contestó en comisión». El portavoz naranja, Luis Pacho, protestó y exigió una respuesta en el Pleno. Del Páramo cedió: «Sí, se ha iniciado la revisión puntual del plan» y afeó a Pacho su insistencia con algo que ya le había confirmado con anterioridad.

Luego todo se torció. El popular Fernando Fernández-Ladreda citó la providencia del concejal en la que se pedía informe sobre el particular a los técnicos de Planeamiento, para a continuación desvelar que el propio concejal de Urbanismo admitió la semana pasada a los vecinos en una reunión «que no se va a hacer». Del Páramo intentó desmentirlo a medias: «Eso no es veraz, yo no soy quien decide si se hace, tiene que haber un informe de los técnicos». El regate salió corto, generó protestas de residentes que asistieron a la sesión y dejó a Pacho protestanto porque «nos acaba de decir que sí se había iniciado el procedimiento». La siguiente pregunta de Ladreda: si conocía el concejal la imposibilidad de hacer la modificación del PGOU que pedían los vecinos y la ocultó al Pleno, quedó flotando en el aire. «Dado que el concejal de Urbanismo no está dispuesto a responder», zanjó el alcalde, Wenceslao López, para aplazar una respuesta que no llegaba.

Más

Llegará. A la salida del Pleno, al alimón, los portavoces de PP y Ciudadanos, Agustín Iglesias Caunedo y Luis Pacho, anunciaron que forzarán un Pleno extraordinario sobre el asunto ante las evasivas y la «falta de transparencia» del equipo de gobierno. «Va a haber cuatro grupos deseosos de obtener información por las caras vistas en el Pleno», vaticinó Caunedo. PP y Ciudadanos, que han pasado medio mandato mandándose recados y en tres años y medio solo habían pactado un pleno extraordinario, improvisaron el segundo sobre la marcha. Tal vez un signo de entendimientos futuros a dos o a tres bandas.

Los dos grupos tienen previsto registrar la solicitud a lo largo de esta mañana. Luego será el alcalde el que fije la fecha del debate antes de quince días o deberá celebrarlo sí o sí en los diez siguientes al final de este plazo. Como solo cuentan los días hábiles, la celebración de la sesión pueden demorarse hasta enero.

El Bulevar sin fin

El lío sobre Priorio y unos segundos de retraso evitaron que el de ayer fuera el Pleno en el que se certificase que las obras del Bulevar de Santullano no comenzarán este mandato. La moción de Somos a instancias de la plataforma Imagina un bulevar se registró a las doce «y unos segundos», explicaron fuentes de Alcaldía para justificar que la propuesta no se debatiese y se rebajase a la intervención fuera del Pleno y sin reflejo en el acta de dos representantes de la plataforma. Monserrat Vaquero y Belén González leyeron a medias un manifiesto en el que expresaron su «profunda decepción» con todos los grupos «por no haberse debatido en la sesión plenaria la moción de urgencia», que remitieron el domingo por la tarde. Pero la decepción no se quedó en el trámite, sino en la actuación del gobierno cuya falta de compromiso pone en peligro un proyecto premiado con fondos europeos y reconocido como ejemplo de democracia participativa . «El gobierno rechazó nuestra oferta de colaboración, nuestras demandas de información», señalaron y «solo Somos e IU aceptaron fijar un calendario», las «buenas palabras del alcalde» ocultan «ataques al proyecto». Todo para concluir que «no hay voluntad política ni en el gobierno ni en la oposición», pero que seguirán trabajando.

El Pleno aprobó también una proposición de IU para limitar la proliferación de locales de apuestas en la ciudad e instar a Principado y Gobierno central a limitar la publicidad de las casas de apuestas. También, tres declaraciones institucionales: una contra la violencia hacia las mujeres, otra sobre el sida y una última, curiosamente, sobre las deficiencias de la N-634 en lugar de hablar con Fomento.

 

Fotos

Vídeos