La oposición rechaza reflotar El Asturcón con dinero público o malvendiendo los terrenos

La humedad ha destruido las maderas y amenaza con corroer la estructura. / A. O.
La humedad ha destruido las maderas y amenaza con corroer la estructura. / A. O.

Urbaser desoyó los requerimientos para que asumiese el mantenimiento de las instalaciones durante casi una década

GONZALO DÍAZ-RUBÍNOVIEDO.

Los planes del alcalde, Alfredo Canteli, para tratar de buscar una solución para El Asturcón que «aporte retorno a la ciudad», llevaron ayer a la oposición a posicionarse en contra de salidas que comprometan más recursos públicos o que supongan malvender las instalaciones. El exalcalde, Wenceslao López, calificó el centro ecuestre como «uno de los mausoleos faraónicos que simbolizan la época negra del PP en Oviedo bajo la batuta de Gabino de Lorenzo». El socialista, ante las declaraciones de Canteli en las que achacaba al mal estado de las instalaciones las dificultades para encontrar un inversor, recordó que en su anterior mandato «sacamos a concurso público su gestión después de contactar con múltiples entidades como posibles interesadas y nadie quiso concurrir, ni siquiera entregándoselo gratis». Porque, esa, la de los caudales públicos, es una de las principales preocupaciones de López, que considera el hípico como «el ejemplo más palmario de cómo se despilfarró el dinero de todos los ovetenses para beneficiar intereses privados» en un equipamiento en el que se enterraron «50 millones de euros» de las arcas municipales.

A Somos las palabras del alcalde, le hacen temer «que están preparando el terreno para deshacerse de los terrenos por un precio ridículo», alertó su portavoz, Ana Taboada. La que fuera vicealcaldesa en el anterior mandato reclamó al «al bipartito que siga adelante con el proyecto de equipamiento ligado a los deportes y la naturaleza» e «impulsado desde lo público», para el centro, porque permitiría generar alternativas de ocio saludable y atraer visitantes al concejo. Taboada recordó que el cierre de las instalaciones supuso un ahorro directo de 1,2 millones al año.

Más información

Lo cierto es que el estado actual del centro no da para muchas alegrías, como muestran las imágenes que acompañan esta información y como denunció el alcalde, Alfredo Canteli, en estas páginas tras visitar el centro. La última concesionaria, Urbaser, desoyó numerosos requerimientos municipales para que hiciese el debido mantenimiento de las instalaciones e, incluso, varias amenazas de rescisión del contrato, que si el Ayuntamiento no llevó a cabo fue, tal vez, porque no encontraba otra alternativa. El contrato en teoría ligaba la gestión del hípico y del golf municipales en una concesión hasta 2044. Pese a la generosa subvención municipal -de hasta 600.000 euros-, los problemas fueron constantes. De 2007, data la primera amenaza de retirada de la concesión -incluida, la del golf- si no arreglaba los desperfectos en las naves de los boxes, vestuarios, canalones, taquillas, ventanas, iluminación o caminadores. Nunca se hizo. Las consecuencias son visibles ahora.