Cuatro años de cárcel para los dos acusados de agredir a dos hermanos en Oviedo

Cuatro años de cárcel para los dos acusados de agredir a dos hermanos en Oviedo

Admiten la autoría de la agresión, no ingresarán en prisión al carecer de antecedentes penales y deberán indemnizar a cada una de las víctimas con 15.500 euros

EFEOviedo

Los dos acusados de sendos delitos de lesiones por la violenta agresión, con una navaja y a puñetazos, de la que fueron víctimas dos hermanos que les preguntaron una noche por los bares de copas en la zona antigua de Oviedo han aceptado una pena individual de dos años de cárcel. Los dos acusados han llegado a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía, que inicialmente interesaba sendas penas de seis años y medio de cárcel, tras admitir la autoría de la agresión, lo que ha evitado la celebración de la vista oral señalada en la Audiencia de Oviedo.

Los dos procesados, que no ingresarán en prisión al carecer de antecedentes penales, deberán indemnizar a cada una de las víctimas con 15.500 euros.

Según el relato del Ministerio Fiscal asumido por los acusados, sobre las 05.15 horas del 6 de mayo de 2017 los dos hermanos, junto con la novia de uno de ellos y una amiga salieron de un local de copas situado en el casco viejo de Oviedo y, como no conocían la ciudad, preguntaron a los dos acusados, M.J.B. y P.L.S., que se encontraban en compañía de dos chicas, a dónde podían ir.

Los acusados les contestaron de forma agresiva diciéndoles la frase: «por qué te metes con la gente de la calle, acabamos de salir de Villabona», en alusión a la cárcel de Asturias. Ante esta respuesta, los hermanos y las mujeres se marcharon hacia la calle del Rosal y, cuando estaban en la confluencia con la calle Suárez de la Riva, fueron nuevamente abordados por los acusados, que agredieron a los hombres.

A uno de los hermanos le propinaron un puñetazo en la cara que hizo que cayera al suelo y, seguidamente, mientras uno de los acusados le pinchaba en los brazos con una navaja, el otro acusado le daba puñetazos por la espalda. Al ver lo que ocurría, su hermano acudió en su ayuda, recibiendo un navajazo en la cara.

Como consecuencia de la agresión, una de las víctimas sufrió lesiones consistentes en herida incisa desde la mejilla derecha hasta el mentón, varias heridas incisas en antebrazo y muñeca derechos, así como una veintena de heridas faciales.

Una de las heridas se le infectó y los médicos tuvieron que realizarle una operación para extraer un trozo de cristal, mientras que otro permaneció dentro y, a consecuencia de la agresión, le han quedado varias secuelas. Su hermano también sufrió diversas heridas de las que tardó casi tres meses en curar y de las que igualmente le han quedado varias secuelas.

Ambos acusados también deberán abonar al Servicio de Salud (SESPA) los gastos de la asistencia prestada a ambos hermanos, que se determinaría en ejecución de sentencia, así como al Servicio de Salud de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, donde residen las víctimas, con los gastos de la asistencia prestada al herido más grave.