Oviedo prohibirá el aparcamiento en superficie en todo el centro en ocho años

Oviedo prohibirá el aparcamiento en superficie en todo el centro en ocho años
Una fila de coches estacionados en línea amarilla en el Oviedo Antiguo. / ALEX PIÑA

El Plan de Movilidad solo permitirá circular por la zona a vecinos, al transporte público y servicios de carga y descarga

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

Oviedo prohibirá el estacionamiento en superficie en todo el centro de la ciudad antes de ocho años. Esa es una de las medidas de mayor impacto cotidiano que incluye la revisión del Plan de Movilidad Urbana Sostenible que el equipo de gobierno estudia aprobar en junta de gobierno en próximas fechas. En el área comprendida entre la avenida de Santander y las calles Asturias, Santa Susana, Federico García Lorca (Calvo Sotelo), la plaza de Castilla, Muñoz Degraín, Padre Suárez, San Pedro Mestallón, la Ronda Sur, Campo de los Patos y General Elorza se prohibirá el estacionamiento en superficie, pero también la circulación privada contaminante que no tenga como destino un aparcamiento subterráneo o un garaje privado. Serán calles reservadas para el transporte público, los servicios de carga y descarga en sus horarios autorizados y los residentes, en las que la prioridad de los peatones y las bicicletas será la norma absoluta.

Es el signo de los tiempos. El Gobierno quiere que todos los municipios de más de 50.000 habitantes tengan zonas restringidas al tráfico y de bajas emisiones contaminantes antes de 2023. Madrid, que ha puesto en marcha estos días su propio programa de restricciones, incluye para los residentes la posibilidad de 'invitar' a otros vehículos hasta el área central. El Plan de Movilidad no prevé, de momento, nada similar, sino que cuenta con crear una red de estacionamientos públicos y privados en los límites de la zona protegida. De hecho su diseño, en parte, parece responder a la existencia de oferta de estacionamiento subterráneo suficiente en los bordes de la misma e incluye la propuesta de crear otra serie de estacionamientos junto a los principales accesos a Oviedo para los «foráneos».

La apuesta del documento es unir estos estacionamientos con el centro y otros nodos de atracción mediante transporte público con una frecuencia de entre cinco y diez minutos que se considera suficiente para ser atractiva como alternativa, pero también crear itinerarios peatonales o ciclables que, eliminado el tráfico privado de todo el centro, hagan aún más fácil moverse a pie o en bicicleta por la ciudad.

Calles sin aceras

De hecho, el documento contempla reurbanizar las calles del 'ámbito 1', de este área central sin coches privados. Los sentidos de circulación de estas calles se mantendrán para evitar mayor desconcierto, pero en todos los casos se reducirán a un único carril por sentido; del aparcamiento, solo quedarán las plazas dedicadas a personas con movilidad reducida y nuevas zonas de carga para vehículos eléctricos, y el espacio para los peatones y para el tráfico estará a la misma altura.

El plan es nuevo, pero ya tiene algún agujero. Solo menciona una única vez a los patinetes eléctricos. Lo hace para decir que podrán usar el carril bici.

Síguenos en: