Un chapuzón al desnudo en la fuente de la Cruz Roja de Oviedo

La pareja banándose desnuda en la Cruz Roja. / E. C.

Una pareja protagoniza un difundido vídeo, grabado desde un vehículo, al refrescarse sin ropa a plena luz del día | La Policía Local no ha podido identificarlos y no se presentó ninguna denuncia, lo que les libra de enfrentarse a una multa de entre 10 a 750 euros

D. L. OVIEDO.

Un hombre y una mujer desnudos bañándose impertérritos en la fuente de la glorieta de la Cruz Roja, uno de los puntos con más tráfico de Oviedo, mientras los coches y autobuses pasan a su alrededor. Esa fue la escena que grabó el pasajero de un vehículo el martes, a media tarde, y que dejó con la boca abierta a quienes circulaban por la zona.

Una gamberrada que corrió ayer como la pólvora y que podría haber terminado en una sanción de entre 10 y 750 euros. Finalmente, se quedará en una anédcota: «No hubo intervención, no hay denuncia ni atestado. Se recibió la llamada de una señora que iba en el autobús y que les vio. Cuando se giró la cámara de la glorieta ya estaban vestidos y subiendo por la calle Víctor Chávarri», explicaron fuentes de Seguridad Ciudadana, que sitúan lo ocurrido entre las 19.30 y 20.30 horas.

De acuerdo con otras fuentes del área, con arreglo a la Ordenanza de Convivencia Ciudadana, la pareja podría haber afrontado esa multa leve por un acto vandálico contra el mobiliario urbano en el que ellos mismos pusieron en riesgo su integridad física: «La fuente tiene una instalación eléctrica, bomba, ...».

En el vídeo que se difundió ayer se ve a la pareja, de mediana edad y con cierto parecido, como algunos señalaron con sorna, con John Lennon y Yoko Ono, bañándose completamente desnudos mientras dejan los zapatos en el borde de la fuente y permanecen indiferentes a lo que sucede a su alrededor. En la grabación, de escasos segundos, se oye cómo una voz suave los jalea: «Olé ahí, chavales hombre». Un varón, en tono de sorpresa, exclama: «Bueno, bueno. Esto ya es lo último». Y, por otro lado, una chica bromea: «Date la vuelta, mujer».

Lo ocurrido dio ayer para muchos comentarios. Había quien se lo tomaba con humor y quien exigía un buen castigo para los espontáneos bañistas. Otros ironizaban sobre los Beatles y la inexistente playa de Oviedo. El concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, lo calificó de «irresponsabilidad».

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos