Los pequeños tenistas exhiben su potencial

Los participantes acompañados por las autoridades y por los jugadores profesionales. / ALEX PIÑA
Los participantes acompañados por las autoridades y por los jugadores profesionales. / ALEX PIÑA

La Ontier Cup organiza en el Campo una demostración de mini tenis y del juego de profesionales, como Torrealba y Labrador

SANDRA S. FERRERÍA OVIEDO.

Rafa Nadal, Roger Federer o Serena Williams son algunos de los ídolos de los niños que ayer tomaron el paseo del Bombé para ofrecer una exhibición sobre los entrenamientos que cada semana hacen en el Real Club de Tenis.

La actividad, organizada por el despacho de abogados Ontier, y dentro de la 84 edición del Trofeo Real del Club de Tenis de Oviedo, Oniter Cup, llamó la atención a quienes paseaban por el Campo San Francisco. «A algunos se les nota que hay potencial», coincidieron Isabel y Félix González, un matrimonio a quien la iniciativa de ayer les parece «muy buena». Había acudió con su nieta «es muy aficionada al tenis».

Primero fue el turno de los más pequeños. Desde las 10 de la mañana, cogieron sus raquetas y se pusieron a pelotear. Paco Rojo, estudiante del colegio Inglés de Asturias, ya participó en una actividad similar hace cinco años en la Plaza de la Catedral de Oviedo. «Entreno cinco días a la semana, y empecé hace aproximadamente hace ocho años», abundó en un momento de pausa. De mayor quiere ser empresario porque lo del tenis «me gusta pero es difícil, ya quisiera ser yo Rafa Nadal».

Los 'mini Ontier' tienen edades comprendidas entre los 11 años y los 16 y usan unas pelotas de iniciación especiales «más lentas».

Con su raqueta también estaba Rocío Moris que entrena desde que tiene tres años. Ella también repetía experiencia. Aseguró que aunque las horas de entrenamiento son muy duras «no hay problema, mientras me guste».

El director de la Ontier Cup, José Luis González del Valle, detalló que la intención del 'Street tennis' era «acercar este deporte a todo el mundo». Con música alta e indicaciones dadas de manera desenfadada y tomando el Campo San Francisco, los organizadores invitaban a todo el que quisiera a participar con los entrenadores.

Tras la actividad de los pequeños fue el turno de dos jugadores profesionales que se encuentran disputando el Ontier Cup Trofeo Real, Nico Torrealba y el estadounidense Daniel Labrador, quienes pelotearon con los niños y posteriormente jugaron un minipartido.

A la improvisada cancha también acudieron el alcalde de Oviedo, Wenceslao López, el concejal de Deportes, Fernando Villacampa y el edil de Interior, Iván Álvarez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos