UGT pide «no prejuzgar» a ningún trabajador ante el caso del falso polícía

El material incautado al falso policía local. / E. C.
El material incautado al falso policía local. / E. C.

El sindicato apoya las medidas para esclarecer cómo material policial acabó siendo usada para cometer robos en pisos y locales durante tres años

G. D. -R. OVIEDO.

Dice un trabajador municipal en excendencia que el caso del 'policía ful', el joven que detenido por robar en viviendas y locales haciéndose pasar por agente de la Policía Local e, incluso, 'patrullando' por las calles del centro es «un indefinido no fijo de libro». Una broma que liga los más de 300 trabajadores entrados por sentencia judicial con la asombrosa facilidad con la que un individuo puede hacerse pasar por agente del la ley y pasear impune durante tres años por la ciudad. La segunda parte es la que preocupa a la sección sindical de UGT que, en un comunicado, pidió ayer «no prejuzgar a ningún trabajador», después de que este diario desvelase que el falso agente empleaba material e incluso una emisora completa y operativa de la Policía Local, «hasta que no se dé por finalizada la investigación abierta por el Cuerpo Nacional de Policía». El sindicato señala que «siempre ha sido respetuoso» con las investigaciones y pide evitar «cualquier juicio paralelo».

Las referencias no son gratuitas. La Policía Nacional tiene «muy avanzada» la investigación sobre quién pudo haber facilitado al falso polícía local el material del servicio que utilizaba para hacerse pasar por un funcionario, ganarse la confianza de los propietarios, conseguir las llaves de pisos y locales e información sobre las ausencias de aquellos para perpetrar los robos. Las pesquisas apuntan, según fuentes del servicio, a uno de los responsables del material del servicio, un extremo que ni la Jefatura Superior de Policía ni la Concejalía de Seguridad, confirman.

En cualquier caso el falso agente contaba con abundante material que solo pudo salir del Edificio de Seguridad Ciudadana, aunque no todas actuales. Así, el modelo de pantalón, una de las gorras o las esposas no se corresponden con las que ha adquirido el Ayuntamiento para sus agentes en los últimos años, sino que pertenecerían, según las fuentes consultadas, a lotes comprados para el servicio hace más de tres años. La parte superior se corresponde, en cambio, con las prendas que ahora forman la uniformidad de los agentes locales, incluida la pieza bordada con el NIP (Número de Identificación Policial).

UGT mostró ayer su respulsa por los hechos y su preocupación: «Estamos indignados y sorprendidos», señaló en el comunicado, en el que respalda las medidas para esclarecer los hechos y sancionar a su responsable que sean pertinentes.

El detenido es un joven de 31 años con antecedentes. Según los investigadores valiéndose del material de la Policía Local se hacía pasar por uno de sus agentes, se paseaba «por el centro de la ciudad» y acudía a los domicilios donde se identificaba como agente. De este modo, se ganaba la confianza de sus víctimas para que le diesen información y con «astucia» se hacía con las llaves de sus casas y locales sin que se dieran cuenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos