La Policía detiene a una mujer por robar joyas y monedas de oro a su expareja

Algunas de las monedas y objetos robados por A. S. M. M. a su expareja, un empresario ovetense. /  C. N. P.
Algunas de las monedas y objetos robados por A. S. M. M. a su expareja, un empresario ovetense. / C. N. P.

Las piezas, valoradas en cien mil euros, estaban en un museo etnográfico y son de un empresario, a quien también sustrajo 29.000 euros

ALBERTO ARCE OVIEDO.

La brigada provincial de la Policía Judicial de Asturias ha detenido a una mujer, A. S. M. M., por robar cuarenta y un monedas de oro que estaban expuestas en un museo etnográfico de la región. Con un valor que asciende a los 100.000 euros, son propiedad de la expareja de la detenida, un empresario ovetense al que también le sustrajo, según las investigaciones de la Cuerpo Nacional de Policía, 29.000 euros en efectivo y diversas joyas. El empresario, que no se había percatado del robo hasta que la Policía inició la investigación -al estar las monedas en el museo-, interpuso la denuncia al ser advertido.

La detención de A. S. M. M. fue el pasado 4 de abril. La investigación arrancó cuando un grupo de agentes encargados del control e inspección de las operaciones realizadas en casas de compraventa de joyas y otros objetos de segunda mano pusieron en conocimiento del Grupo de Delincuencia Urbana una serie de movimientos sospechosos. Un patrón recurrente de transacciones económicas: la venta «sistemática» de una gran cantidad de monedas de oro en un establecimiento dedicado a este tipo de intercambios comerciales «por parte de una misma persona» que estaba poniendo en circulación las valiosas piezas de manera metódica, explicaron fuentes policiales a través de un comunicado.

A los agentes no solo les pareció llamativa la cantidad de operaciones realizadas por la misma persona sino de la «cuantiosa suma de dinero recaudado entre todas ellas», afirmaron. Los funcionarios del Grupo de Delincuencia Urbana averiguaron que las monedas de oro pertenecen a un empresario de Oviedo que había mantenido una relación durante varios años con la mujer, y que estas estaban expuestas en un museo. No obstante, aún se desconoce cómo A. S. M. M. pudo tener apropiarse del botín en las instalaciones.

A la ladrona, que está a la espera de juicio, también le requisaron un lingote de plata

Cuando los efectivos se pusieron en contacto con el empresario para alertarl de la sustracción de las numerosas piezas, este no tenía conocimiento alguno de la falta de las mismas al estar expuestas en un museo y no tener él acceso a ellas de manera directa. Tras descubrirlo, la víctima comprobó que su expareja A. S. M. M. también le había hurtado diversas joyas de gran valor y hasta 29.000 euros de dinero en efectivo de su casa.

Los agentes procedieron a la detención de la mujer como autora del hurto y consiguieron recuperar algunas de las monedas de gran valor económico que todavía no había vendido en la casa de compraventa que frecuentaba. También le requisaron un lingote de plata. De los hechos se dio cuenta inmediata a la autoridad judicial. La detenida está a la espera de juicio.

Las casas de compraventa están obligadas por ley a mantener un registro minucioso y detallado de todos los clientes con los que hacen intercambios de este tipo, en los que es obligatorio adjuntar una copia del Documento Nacional de Identidad (DNI) y cada transacción queda monitorizada con cámaras de videovigilancia. Además, en la mayoría de los casos se avisa al cliente que las autoridades policiales vigilan las listas de clientes y objetos. Por eso la Policía Naciona se puso sobre la pista y pudo actuar tan rápido.