La Policía Local desmantela un almacén «ilegal» de chatarra en Costa Verde

Las hachas, machetes, tijeras de poda y bicicleta incautadas. / S. C.
Las hachas, machetes, tijeras de poda y bicicleta incautadas. / S. C.

Requisa diecisiete hachas, un machete y una guadaña y localiza un improvisado tendejón con gallinas en uno de los terrenos de la vía pública

CECILIA PÉREZOVIEDO.

La Policía Local busca al propietario de las herramientas que los agentes hallaron en un almacén ilegal desmantelado este lunes en el barrio de Costa Verde, justo detrás del Lidl de La Estrecha. El 'arsenal chatarrero' que requisaron los agentes se componía de diecisiete hachas, un machete, unas tijeras grandes de podar, una guadaña, martillos, mochilas y una bicicleta nueva, según informaron fuentes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana.

El descubrimiento de este asentamiento ilegal se produjo a raíz de la llamada de un vecino que alertó a la Policía Local de que «un individuo estaba haciendo una barbacoa en un espacio público», un prau para más seña. Cuando los agentes llegaron hasta el lugar, no encontraron a nadie pero sí la barbacoa. Inspeccionando la zona, la patrulla se topó, oculto bajo un toldo, con el «almacén de chatarra» y procedieron a requisar todas las herramientas y utensilios. Fuentes de Seguridad Ciudadana no descartan que parte de ese material haya sido previamente robado.

Los agentes de la Policía Local también hallaron «una zona, alambrada y con candado, con varias gallinas». Según fuentes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, los animales no han sido requisados ni enviados al Albergue Municipal de Animales. Explicaron que en ese lugar de zonas verdes es «muy común» que la gente aproveche parcelas para «poner sus gallineros o huertos». Con todo, los agentes han iniciado la búsqueda del propietario del presunto «almacén ilegal de chatarra» y del gallinero para que dé cuenta de todo el material requisado.

De zulo a escombrera

Los vertederos ilegales, tanto de basura como de chatarra, no son un tema nuevo en el municipio. A principios de año se tuvo conocimiento que el conocido como zulo del Naranco se estaba utilizando como vertedero ilegal. Este habitáculo fue excavado por el grupo criminal ETA-Asturcón conformado por un matrimonio y su hijo, que cometió durante cuarenta y tres años extorsiones a empresarios, secuestros, tentativas de homicidio, estafas y hurtos en Oviedo, en el resto de Asturias e incluso en Cantabria y Madrid.

El zulo fue descubrieron por casualidad por un paseante en abril de 2017. En él se hallaron diferentes armas y municiones. Un año después, la Policía Nacional desveló, en la conocida como 'Operación Ermita', los usos criminales del zulo.

Este habitáculo, ubicado en una parcela del monte Naranco que se conoce como 'Ciervo', estaba rodeado de residuos que la gente ha ido depositando allí de manera ilegal. Desde una campana extractora de grandes dimensiones a multitud de lonas, plásticos, envases, mangueras de riego o latas de conservas. Todo indicios de que esta zona ha sido 'visitada' en varias ocasiones y la han utilizado como depósito de basura. Los servicios municipales no pueden actuar porque se desconoce si es de propiedad municipal, regional o privada.

Temas

Oviedo