La Policía confirma la detención del presunto homicida del ebanista de Ciudad Naranco en 2010

La Policía confirma la detención del presunto homicida del ebanista de Ciudad Naranco en 2010

Había sido detenido y se encontraba en la prisión de Asturias por un delito contra el patrimonio

D. LUMBRERAS

La Policía Nacional ha detenido a R. F. F., ovetense de 1981, como presunto homicida de Alfredo Suárez, ebanista gijonés hallado muerto en su ebanistería de Ciudad Naranco en noviembre de 2011. Así acaba de informar a los medios el Jefe Superior de Policía Nacional de Asturias, Juan José Herranz. El mando ha indicado que el Juzgado ha ordenado prisión preventiva para el acusado, que ya se encontraba en la misma situación en la prisión de Asturias por un delito contra el patrimonio.

En la investigación, que ha tenido varias líneas que los agentes no han querido desvelar por precaución frente al futuro, participaron desde 2012 refuerzos de la Unidad de Homicidios de Madrid. El cuerpo sin vida de Alfredo Suárez fue hallado con signos de violencia y sin la cartera, en la que llevaba escasas decenas de euros. Por ello, la Policía creé que se trató de un asalto en el que R. F. F. fue pillado 'in fraganti' y reaccionó de forma violenta, matando al ebanista.

Según ha informado Herranz Yubero el detenido ya se encontraba en el Centro Penitenciario de Asturias por otros delitos, y tuvo que ser excarcelado para prestar declaración por este caso. El Juzgado de Instrucción número 4 de Oviedo ha levantado el secreto de sumario y ha enviado al detenido a prisión preventiva.

El acusado, R.S.S., cuanta con numerosos antecedentes por robo y violencia contra el patrimonio y Yubero ha explicado que todo indica que lo que empezó siendo un delito contra el patrimonio terminó con el fallecimiento de la víctima, de 64 años, tras verse sorprendido en el momento del robo.

«El móvil fue de tipo económico y acabó con extrema violencia, una característica del autor, que fue incrementando su violencia en los delitos que fue cometiendo», ha explicado el Jefe Superior de Policía.

Yubero ha insistido en destacar el trabajo «discreto y reservado» de la Policía y la labor realizada para el esclarecimiento del caso, que fue posible gracias a trabajo de la unidad de Policía de Asturias y las unidades de Madrid mediante una investigación «conjunta y coordinada» de la estructura central y las territoriales.

«Esta era una espina clavada en la Policía asturiana que hemos conseguido sacar», ha destacado, mostrándose orgulloso del trabajo realizado. El Jefe Superior ha insistido en que la resolución de este caso es «una muestra más de que la Policía nunca da un caso por cerrado y sigue trabajando de manera permanente y discreta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos