El delegado del Gobierno cree que la policía de barrio solucionaría la inseguridad en Colloto

La sucursal bancaria de Colloto de la que dos atracadores huyeron con un botín de 80.000 euros el pasado miércoles. / PIÑA
La sucursal bancaria de Colloto de la que dos atracadores huyeron con un botín de 80.000 euros el pasado miércoles. / PIÑA

Mariano Marín refozará la presencia de la Policía Nacional tras la reunión mantenida con los vecinos tras el último atraco a una sucursal bancaria

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El delegado del Gobierno en Asturias, Mariano Marín, dejó claro que el objetivo para reforzar la seguridad en Colloto pasa inexorablemente por recuperar la policía de proximidad, la de barrio. Lo aseguró ayer tras la reunión mantenida con las asociaciones vecinales de la localidad para abordar la inseguridad de la zona tras los últimos atracos perpetrados en dos sucursales bancarias de Colloto. El más reciente ocurrió este mismo lunes cuando dos saltantes, miembros de un grupo organizado como así confirmaron desde la Jefatura Superior de Policía de Asturias, encañonaron y ataron con bridas a los empleados de la Caja Rural llevándose consigo 80.000 euros.

Mariano Marín recogió el guante lanzado por los vecinos que piden el regreso de la policía de proximidad. «He visto que hay un clamor general por recuperar lo que era la policía de barrio», enfatizó tras la salida de la reunión, celebrada en el centro social de Colloto y que se prolongó durante más de una hora y media. Un servicio que, incidió, debe «arbitrarse» desde el ámbito municipal. «El objetivo que creo que deberíamos tener es una policía de barrio cercana que conozca a los vecinos, como funciona en otras ciudades», aseveró Marín.

Pero una cosa es el objetivo y otra las trabas administrativas impuestas por la ley estatal de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local que imposibilita la convocatoria de oposiciones. En este sentido, el alcalde Wenceslao López incidió ayer que «para tener una policía de barrio tenemos que tener un número de agentes suficientes que permita caminar y dedicarse a esas tareas», señaló durante la inauguración de LibrOviedo. Falta personal para desarrollar ese servicio, insistió López por lo que «habría que quitar policía de otros servicios que son imprescindibles», aseguró.

La réplica la encontró en las palabras del delegado del Gobierno. Mariano Marín argumentó que el Ayuntamiento sí podrá «contar con más efectivos» porque la situación económica del país «ha mejorado». Explicó que el Ayuntamiento a la hora de proyectar los planes de seguridad a largo plazo «va a saber que va a contar con mas personal y creo que podría ser el retorno de la policía de proximidad», aseveró.

Más información

No fue el único compromiso arrancado en materia de seguridad tras la reunión con los vecinos de Colloto. Una cita a la que también acudió el Jefe Superior de Policía de Asturias, Jesús Vicente Álvarez. Ambas instituciones confirmaron que reforzarán la presencia policial en la zona y localizarán los puntos débiles en materia de inseguridad.

El delegado del Gobierno se mostró comprensivo ante la preocupación vecinal tras los últimos atracos perpetrados en Colloto, «pero nosotros tenemos datos objetivos de que la seguridad es buena aunque comprendemos que estos hechos, subjetivamente, afecte a las personas y tenemos que dar respuesta a ello». Incidió en que la Policía Nacional prestará sus refuerzos «desde sus competencias y medios». En este punto, desde Delegación del Gobierno anunciaron que antes del verano la Jefatura Superior de Policía de Asturias contará con la presencia de entre quince y veinte policías en prácticas para toda la región, sin especificar cuántos operarán en la capital asturiana.

A la reunión asistieron los representantes de las asociaciones vecinales de Colloto pero también de otros puntos de la ciudad como El Cristo o La Monxina. La portavoz de la Plataforma por la Seguridad en Colloto, Nuria Cuartas, valoró el compromiso por parte de las dos instituciones como «fiable» y calificó la reunión de efectiva por el «compromiso adquirido».

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, recordó ayer que se han incorporado veintitrés policías locales en los últimos tres años, «una muestra de nuestra clara apuesta por el empleo público», y lamentó las restricciones estatales para crear nuevas plazas en un servicio con menos de trescientos agentes con una media de 50 años.