El Principado buscará una solución para dar «estabilidad» a las escuelas infantiles

La asamblea que organizó ayer Somos con las educadoras en las Escuelas Blancas. / HUGO ÁLVAREZ
La asamblea que organizó ayer Somos con las educadoras en las Escuelas Blancas. / HUGO ÁLVAREZ

El Ayuntamiento insiste en que no es «un problema de Oviedo, sino de todos los municipios» | La consejera de Educación pedirá datos a los concejos para tratar de homogeneizar el servicio

GONZALO DÍAZ-RUBÍNOVIEDO.

La consejera de Educación y Cultura, Carmen Suárez, se comprometió ayer, tras una reunión con los concejales de Personal y Educación (Mario Arias y José Luis Costillas y su delegada, Yolanda Vidal), a estudiar la situación de la red de escuelas infantiles para buscar una solución que dé «estabilidad» al servicio. Suárez anunció que recopilará toda la información de los ayuntamientos antes de llevar a cabo un proceso de «homogeneización» de la red, en el que quiere tener «sobre la mesa» los convenios, calendarios y procesos de contratación seguidos por los ayuntamientos en los últimos cursos.

En el marco de una «primera reunión positiva», el concejal Mario Arias admitió que no era posible dar una solución «al problema de Oviedo», donde el Ayuntamiento ha prescindido de 26 educadoras por las advertencias técnicas sobre la ilegalidad de su contratación, «si no al que tenemos todos los concejos». El encuentro, eso sí, sirvió para poner en la «agenda un problema real».

El concejal de Educación, José Luis Costillas, insistió en la importancia de buscar una solución «sostenible en el tiempo», no un «parche» para salir del paso a corto plazo. Desde su punto de vista, el modelo que se articule debe de tener unas bases «sólidas» para todos los concejos, que atajen los principales problemas del servicio como la disparidad de horarios y calendarios. Podría haber añadido los salarios, pero ni los concejales ni la consejera se refirieron a ellos. Todas las trabajadoras de las distintas escuelas infantiles de la región han acabado, vía sentencias judiciales, en los convenios colectivos de los ayuntamientos que las contrataron. Una educadora de Oviedo puede cobrar 300 euros más que una de Mieres, por ejemplo.

Todo derivado del deficiente diseño del sistema por parte del Principado y que fue aceptado por los ayuntamientos. A través de convenios, la administración regional se comprometía a sufragar los costes de personal de las nuevas escuelas de cero a tres años, que debían contratar los municipios, que, de paso, también se hacían cargo de la construcción y mantenimiento de los centros, así como de los servicios necesarios.

La situación, a todas luces irregular, no evitó que los ayuntamientos pusiesen en marcha más y más centros bajo las mismas condiciones, incluso cuando la aportación del Principado dejó de cubrir los costes de personal. Los 730.000 euros que transfirió a Oviedo en 2018 apenas suponen menos de una quinta parte de las nóminas de las educadoras. La situación duró lo que duró. En 2011, el TSJA dio la razón a las, entonces, 92 educadoras de la red de la capital y obligó al Ayuntamiento a considerarlas laborales no fijas en incluirlas en el convenio.

El fallo y su ratificación por el Supremo tres años más tarde no impidieron a Personal seguir contratando en fraude de ley, pese a las advertencias en sentido contrario de Abogacía, a las educadoras. «Los ayuntamientos ponemos un pastizal y nos quedamos todos los problemas», resumió muy gráficamente Mario Arias. El Ayuntamiento gasta 9.500 euros por cada alumno de las escuelas, que, para el edil, «son fundamentales para el reto demográfico».

Asamblea

Respecto a la situación de las escuelas de Oviedo tras perder el 20% de la plantilla, Arias garantizó que las trabajadoras a media jornada pasarán a estar a jornada completa para paliar el problema y negó que se haya pedido un informe a Abogacía Consistorial sobre si esta posibilidad es legal.

La líder de Somos Oviedo, Ana Taboada, insistió ayer en que esa solicitud de informe existe y en sus dudas sobre que esta sea la solución que garantice la calidad del servicio: «No se va a cumplir la pareja educativa», sostuvo ayer al inicio de una asamblea informativa con trabajadoras despedidas y familias en las Escuelas Blancas. Recalcó que la decisión de no contratar a estas 26 educadoras «es una represalia por sus reivindicaciones» y contrastó los avances del anterior mandato, con la rebaja de las tasas a la mitad, la bolsa de trabajadoras y las dos educadoras por aula, con los recortes del bipartito. También dejó una pregunta en el aire: «¿Se va a tirar de la bolsa para cubrir bajas?, porque eso puede afectar a los derechos de las trabajadoras despedidas», por cuyos derechos anunció que velará.

Más noticias

Temas

Oviedo