«Lo prioritario no son las grandes obras sino las que dan calidad de vida a los vecinos»

Alfredo Canteli, candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Oviedo. / PABLO LORENZANA
Alfredo Canteli, candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Oviedo. / PABLO LORENZANA

«No es malo hacer lo que hizo Gabino de Lorenzo, que transformó la ciudad; aprovecharé lo bueno e intentaré copiarlo», afirma el candidato del PP

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Se siente con fuerzas y con «más ilusión que muchos jóvenes» para liderar la candidatura del PP a la Alcaldía. Alfredo Canteli (Teverga, 1947) no se anda con rodeos y asegura que sale a ganar. Quiere una mayoría absoluta porque «es mucho mejor para gobernar». De ahí que en su vocabulario no entre, de momento, la palabra pacto. Se define como un hombre «honrado» e insta a los ovetenses a «salir a la calle y votar». Su objetivo es «pelear hasta la muerte» para convertir Oviedo en una «capital referente en España». No contempla la derrota porque no le gusta «perder ni jugando al tute».

-¿Cómo se siente en su nuevo papel como candidato a la Alcaldía?

-Ilusionado, preocupado y con muchas ganas de hacerlo bien, de cambiar Oviedo porque lo necesitamos.

-En las pasadas fiestas del Club de Campo, Wenceslao López afirmó que ya le gustaría a él que el Ayuntamiento funcionase como el Centro Asturiano. Todo un vaticinio...

-Eso tendrías que preguntárselo a él. Yo sí voy a intentar que el Ayuntamiento funcione como el Centro Asturiano. No es fácil: llevo una barquina de pescador y aquello es un transatlántico. Pero se puede hacer porque hay un magnífico plantel de funcionarios y porque voy a llevar a un equipo bueno. Está sin iniciar todavía, pero seguro que pondremos en marcha la nave.

-Acaba de mencionar que le acompañará un buen equipo en su candidatura, ¿quién será?

-No sé nada de nada, de verdad, el jueves vamos a Madrid. No sé el ritmo del partido porque yo no soy afiliado al PP, pero algo tendrá que ver en todo esto.

-¿De ello se desprende que Génova guiará los pasos para conformar equipo?

-Será un 'mix' de las dos partes, me gustaría que resultara una lista buena.

-¿Se escucha que Mario Arias, que se perfiló como candidato en un primer momento, podría ser el segundo de su lista?

-Solo son rumores.

-Le hago la pregunta de otro modo. ¿Prefiere una lista de la vieja guardia o apostará por la renovación?

-Yo no soy vieja guardia cuando nunca fui guardia. Soy mayor que el resto pero de viejo nada, ya quisieran muchos jóvenes tener mi ilusión y fuerza. Vo voy a gobernar para los mayores, los medianos y los pequeños, para todos, y espero hacerlo bien.

-Somos dijo que usted es una continuidad de Gabino de Lorenzo, que su cartel mira más al pasado que al futuro.

-Esa es su opinión y la respeto, pero no es malo hacer lo que hizo Gabino de Lorenzo, que transformó a Oviedo. Aprovecharé lo bueno de Gabino e intentaré copiarlo, seguro.

-¿Tiene alguna idea, porque hay muchos frentes abiertos: Santullano, La Vega, los terrenos del viejo hospital en El Cristo...

-Hay un frente fundamental: recuperar la ciudad porque está abandonada. Los barrios están abandonados, el Campo de San Francisco se está cayendo entero... Lo primero y prioritario no son las grandes obras, sino las que dan calidad de vida a los vecinos. Hay que ir a los barrios, a la zona rural, hay que hacer lo más próximo al vecindario. Luego las grandes cosas que irán de la mano...

-¿De qué modo?

-En ese periodo de reconstrucción de Oviedo estaremos estudiando, a la vez, los grandes proyectos. Los analizaremos con los técnicos municipales para que cuando se quiera hacer algo importante no digan que no se puede hacer.

-Aún así, La Vega, el viejo HUCA y Santullano son tres grandes necesidades. ¿Sabe a lo que se enfrenta?

-Por su puesto. En Santullano, si yo llego a tiempo, no va a haber lago. Será un proyecto totalmente diferente a lo que pretenden hacer, que es una verdadera locura. ¿Nadie recuerda cuando se hizo el aparcamiento de Ventanielles y se vino abajo una manzana de viviendas?, ¿queremos volver a lo mismo?

-¿Qué proyecto tiene en mente?

-Nosotros haremos las cosas con mucho criterio y orden. Gastar lo que se pueda gastar y siempre en beneficio de los vecinos.

-¿Y en La Vega?

-Primero habrá que enterarse de cómo van las negociaciones. Habrá que retomarlo todo partiendo prácticamente de cero, negociando siempre. Cuando se negocia hay que hacer concesiones, no hay que ir autoritariamente para así conseguir esos terrenos que Oviedo necesita, y mucho.

-Le pregunto por la tercera pata: los terrenos de El Cristo.

-Nunca mejor dicho, ¡vaya Cristo! Aquí hay muchos miles de metros aprovechables, hay que dar vida a aquello. Es un tema del Principado, por lo que estoy seguro de que con Teresa Mallada, que va a ser la presidenta del Principado, todo será más fácil para hacer algo grande ahí.

-¿Tiene alguna idea?

-Un geriátrico, una residencia de estudiantes... Montones de cosas porque ahora lo único que han proyectado es un centro social, que se puede hacer uno cada mes.

-Menciona a Teresa Mallada. ¿Qué tal la relación?

-Es magnífica. La relación entre nosotros es buena para ambos, para Oviedo y sobre todo para Asturias.

-El viernes tanto ella como usted fueron presentados por Pablo Casado como candidatos oficiales del PP, a la Alcaldía de Oviedo y al Principado. ¿Qué tal fue?

-Fenomenal. Es muy cómodo estar con él, como si nos conociéramos de siempre.

-¿Cómo se gestó su candidatura?

-El día 3 de enero me lo dijeron, a las nueve y media de la noche.

-¿Quién le llamó?

-Teodoro García, secretario general del Partido Popular. La cuestión es que yo no recuerdo el momento en que dije 'sí'. Cuando me di cuenta avanzaba EL COMERCIO la noticia. Hablo con Javier Maroto, se confirma oficialmente y ya no hay marcha atrás.

-¿Cómo llegó su nombre a Génova?¿Le conocía Teodoro García?

-No, de hecho le pregunté que quién le había dado mi contacto.

-¿Se lo dijo?

-Sí, pero no le conozco. Me acabaré enterando.

-¿Cómo se lo tomó la presidenta del PP regional, Mercedes Fernández?

-Se lo tienes que preguntar a ella porque es una decisión a nivel nacional. Ha llegado el momento del cambio.

-Si sale elegido alcalde, ¿cuál será la primera medida que tomará?

-Encender todas las luces de las farolas de Oviedo. Hay que dar luz a los ovetenses para que puedan caminar por las calles.

-Usted ya dijo que sale a por la mayoría absoluta, pero el panorama político ha cambiado mucho y se torna complicado.

-Soy de retos difíciles. Me presento para ser alcalde de Oviedo y si los ovetenses quieren una ciudad mejor y diferente les animo a que salgan de casa, muevan a la gente y vayan a votar. No les voy a defraudar. Soy serio, trabajador y honrado. Voy a pelear a muerte para que Oviedo sea una ciudad referente en España.

-¿Qué hará si no obtiene la mayoría absoluta?

-No se puede pedir una grúa para que te recoja el coche hasta que esté averiado. Yo no quiero grúas, de momento.

-¿Repetiría el pacto de Andalucía, en caso de que Vox entre en el Ayuntamiento y fuese necesario para gobernar?

-Sí, pero no pienso en ello. Vamos a por la mayoría absoluta y la vamos a conseguir con el apoyo de todos los ovetenses. A veces las políticas de pacto son imprescindibles pero es mucho mejor gobernar con una mayoría consolidada.

-¿Sería concejal en la oposición?

-No me lo planteo porque voy para ser alcalde. Esa duda casi ofende, yo soy un ganador nato que me enfado hasta cuando pierdo al tute así que como para perder en el Ayuntamiento de Oviedo (risas).

-¿Cómo ha visto la gestión del gobierno municipal a tres bandas?

-Si hubiera sido buena, yo no sería candidato a la Alcaldía de Oviedo.

-¿Y la de Wenceslao López?

-Le falta liderazgo y un alcalde debe tenerlo por encima de todo.

Lea la entrevista íntegra en la edición impresa de EL COMERCIO y en Kiosko y Más.

Temas

Oviedo