La Virgen de La Esperanza vuelve a San Tirso el Real

La comitiva a su paso por la plaza de la Catedral. / MARIO ROJAS
La comitiva a su paso por la plaza de la Catedral. / MARIO ROJAS

La Cofradía de La Balesquida procesiona al son de las gaitas con la imagen a hombros alrededor de la plaza de la Catedral

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

La antigua Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza cumplió ayer con la tradición del traslado de la imagen de la Virgen desde la capilla de La Balesquida hasta la iglesia de San Tirso el Real. La comitiva partió a las siete y media de la tarde precedida de la banda de gaitas Xiranda de Siero.

La imagen salió a hombros de sus cofrades por la puerta de la capilla engalanada para la ocasión con ramas de laurel y con las banderolas de la cofradía, que también se repartieron alrededor de la plaza de la Catedral . Un séquito de mujeres cofrades acompañaron a la Virgen en su recorrido. Los fieles formaron un pasillo por el que desfiló la comitiva hasta su entrada en la iglesia parroquial de San Tirso.

La imagen permanecerá en la iglesia parroquial hasta el sábado. Ese día se celebrará la misa en su honor, a partir de las seis y media de la tarde. Una hora después, tendrá lugar el responso en honor a Velasquita Giráldez, fundadora de la cofradía hace 800 años y después tendrá lugar la procesión que trasladará la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza de nuevo a la capilla de La Balesquida.

La cofradía de La Balesquida cumplió ayer con la tradición que se remonta a ocho siglos atrás cuando la benefactora Velasquita Giráldez fundó una cofradía integrada por los sastres de la ciudad.

 

Fotos

Vídeos