«No queremos el centro de menores de Loriana, queremos vivir sin miedo»

Carmen Villaverde, madre de la joven presuntamente acosada, con una de las hojas para recoger las firmas que piden el cierre del centro. / H. A.
Carmen Villaverde, madre de la joven presuntamente acosada, con una de las hojas para recoger las firmas que piden el cierre del centro. / H. A.

La madre de la menor, presuntamente acosada por varios jóvenes del centro de Loriana, pide al alcalde que interceda ante el Principado

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

«No queremos este centro, no queremos más delincuencia, no queremos vivir con miedo». Este fragmento forma parte de la campaña de recogida de firmas que ha iniciado la madre de la menor de San Claudio presuntamente acosada por varios jóvenes residentes en el Centro de Acogida para Menores Extranjeros No Acompañados de Loriana, dependiente de la Consejería de Derechos y Servicios Sociales.

Carmen Villaverde pide el cierre del centro tras dos años de denuncias por el «acecho» y «acoso», aseguró, al que varios jóvenes de origen marroquí están sometiendo a su hija de 17 años. La familia ya ha interpuesto tres denuncias ante la Comandancia de la Guardia Civil y la Policía Judicial abrió una investigación y el caso está judicializado.

La campaña de recogida de firmas es un paso más «tras dos años en silencio para no entorpecer las investigaciones», apuntó Carmen Villaverde que no pudo reprimir las lágrimas ante el apoyo recibido por los vecinos de San Claudio.

Ayer al mediodía depositó las plantillas para recoger las firmas entre los comercios y bares de la localidad. «Nosotros la apoyamos totalmente porque está viviendo una situación penosa», aseguró Yolanda Valledor, propietaria de una tienda de ultramarinos. Carmelo Jiménez, vecino de la localidad, acusó directamente al Principado como primer responsable de todo lo sucedido. «El problema es cien por cien de la consejería. Estoy dispuesto a hablar personalmente con la consejera. No debemos permitir esto», aseveró.

Precisamente, hablar con Pilar Varela, consejera de Derechos y Servicios Sociales, organismo del que depende el centro, es el objetivo que busca Carmen Villaverde. «Dan la callada por respuesta y nadie se ha puesto en contacto conmigo. Voy a entregar todas las firmas vía registro», expuso la madre de la menor.

Ante esta situación, quiere hablar con el alcalde, Wenceslao López, para que interceda ante la Consejería. «Estoy intentando que nos reciba el alcalde para ver si puede apoyarnos para solucionar el problema del centro», explicó.

«Menores sin control»

Los vecinos de San Claudio denuncian que los jóvenes que residen en el Centro de Acogida para Menores Extranjeros No Acompañados de Loriana «no tienen control». «Solo van a comer, cenar y a dormir». Lo más grave, según apuntaron, es que en el parque que hay junto al centro social y la piscina «se les puede ver inhalando pegamento delante de niños pequeños», explicó un vecino y usuario del parque que prefirió mantenerse en el anonimato. «Paran en los chinos a comprar disolvente o pegamento y si ven que en el parque hay mucha gente se van a la estación».

Una de las trabajadoras de la piscina relató a EL COMERCIO como en una ocasión y tras llamarles la atención durante «toda la tarde» por no respetar las normas de la instalación, acabaron defecando en el suelo de los baños de la piscina.

Santiago Peón es propietario del bar La Canciella. «Hace dos semanas a las doce y cuarto de la noche me asustaron unos puñetazos en la puerta del bar. Yo ya había cerrado y estaba la persiana de la puerta echada. Oí que pedían tabaco. Cuando abrí me encontré a dos micos que no tendrían ni trece años», relató sorprendido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos