Los radares ya pueden multar

El radar de la entrada por Santullano. / M. R.
El radar de la entrada por Santullano. / M. R.

Una sentencia judicial respalda la validez de las cabinas, lo que permite a Seguridad Ciudadana encenderlos de nuevo

R. A. OVIEDO.

Los radares llevan apagados desde mediados de octubre, aunque ahora podrían estar encendidos. Una sentencia del Juzgado Contencioso-Administrativo número 3 de Oviedo puso hace dos meses en duda el funcionamiento de todos o casi todos los cinemómetros de Asturias. El magistrado Miguel Carbajo tomó esta decisión después que una ovetense denunciase la multa que la Policía Local le puso tras ser fotografiada cuando iba a 75 kilómetros por hora por el bulevar de Santullano cuando el máximo es de 50.

Ahora esta situación ha cambiado: el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 6 ha acreditado que el funcionamiento de estas cabinas «tiene todas las validaciones» que pide la ley. La magistrada Belén Alicia López desestimó esta semana el recurso interpuesto por un condutor que fue cazado por el paseo de La Florida, dirección Las Campas, cuando iba a 89 kilómetros por hora y la normativa establece que el máximo es de 50 kilómetros.

A lo largo del fallo, la jueza señala que las cinemómetros «se ajustan a la norma». Por esta razón, «podrían volver encenderse», según destacó ayer el concejal de Seguridad Ciudadana, el socialista Ricardo Fernández. El edil no aclaró si estos aparatos están activos, ya que aún quedan recursos judiciales sin resolver, pero pidió a los conductores «prudencia» al volante y que se respeten todos los límites de velocidad.