La recogida de la materia orgánica en cubos marrones empezará el 1 de marzo

Uno de los camiones de la recogida de residuos. / M. ROJAS
Uno de los camiones de la recogida de residuos. / M. ROJAS

La empresa Publi Estrategia llevará a cabo durante cuatro meses una campaña informativa por 135.000 euros

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Más vale tarde que nunca. El equipo de gobierno quería instalar el sistema de recogida selectiva de materia orgánica, el conocido como 'cubo marrón', en el «último trimestre» del año pasado, pero los trámites administrativos se han retrasado y la implantación, finalmente, será el 1 de marzo, según confirmó la concejala de Servicios Básicos, Ana Rivas.

El programa obligará a los ovetenses a introducir un nuevo recipiente para separar los residuos en sus casas. A los ya tradicionales contenedores para plásticos (amarillo), papel (azul) y vidrio (verde) y del resto de residuos (negro) se le deberá sumar en el primer trimestre del año uno nuevo: el marrón.

Para recoger estos materiales se colocarán tres veces a la semana, en días alternos y según las zonas (para la A será los lunes, miércoles y viernes y en la B, los martes, jueves y sábado) cubos específicos, cuya colocación y retirada deberán asumir las comunidades de propietarios, a las puertas de los portales y esta medida también llegará a la zona rural, aunque de forma diferente.

Se instalarán 35 contenedores, con un sistema de cierre con llave, y que se recogerán tres veces por semana. Para evitar los malos olores, el Ayuntamiento implantará un sistema de lavado, en el que los recipientes sucios serán sustituidos por otros limpios y trasladados a las instalaciones de Fomento Construcciones y Contratas (FCC) para una jabonadura en profundidad. Asimismo, será necesario adquirir un nuevo camión para realizar estas taras.

La ampliación del servicio, que junto a otras medidas supondrá un gasto adicional de 1,7 millones de euros al año para el Ayuntamiento, ha obligado a tramitar una nueva modificación del contrato, que ya cuenta con el visto bueno del Consejo Consultivo, y con la cual se inconporarán cuatro equipos recolectores para asumir todas estas tareas. Además y con la intención de abaratar costes, el Ayuntamiento destinará a estas cuatro rutas los camiones antiguos que habían sido apartados ya del servicio y amortizados, y se incorporarán dos más como reserva.

Para concienciar a los ciudadanos de que separen la materia orgánica del resto de basura se pondrá un marcha una campaña informativa y de sensibilización. Correrá a cargo de la empresa Publi Estrategia, ganadora del concurso convocado por el Ayuntamiento a principios de julio, y en ella se instalarán, al menos veinte estánds, por diferentes puntos del concejo, entre los que se encuentra las plazas de La Escandalera y la Constitución junto a los barrios de La Corredoria y Ventanielles.

De igual forma, se repartirán folletos informativos en grandes establecimientos y entre los vecinos y se darán cubos de basura para el interior de las casas. En los pliegos, también, se recoge la realización de campañas para televisión, radio y prensa y la entrega a los ovetenses de diferente merchandising con toda la información. Este contrato, que salió a concurso con un precio de licitación que rondaba los 200.000 euros, costará finalmente a las arcas municipales 163.000 euros (IVA incluido y tiene una duración de cuatro meses.

Objetivo 2020

Fue en 2003 cuando arrancó la recogida selectiva de basura mediante cubos en los portales en la cuidad. La medida dio un empujón notable al reciclaje, pero ya no basta. La UE establece que para 2020 la mitad de los residuos urbanos deben ser separados para darles un nuevo uso, lo que ha colocado en un brete tanto a ayuntamientos como a Cogersa. Oviedo solo separa el 17% de sus basuras. La recogida selectiva de la materia orgánica debería contribuir a acercar a la región a ese objetivo.

Más información

 

Fotos

Vídeos