Retiran los cargos contra las dos procesadas por pertenecer al clan de los Sandulache

Los acusados esta mañana./ÁLEX PIÑA
Los acusados esta mañana. / ÁLEX PIÑA

La Fiscalía sostienen que ellas también fueron víctimas de la red de trata de seres humanos. Se enfrentaban a 99 años de cárcel cada una

Cecilia Pérez
CECILIA PÉREZ

Las Fiscalía del Principado de Asturias retiró todos los cargos que pesaban sobre las dos procesadas por pertenecer al clan de los Sandulache. Sobre ellas recaían unas penas de prisión de 99 años para cada una que finalmente no cumplirán ya que la jueza anunció su libre absolución.

El Ministerio Fiscal modificó sus conclusiones en la séptima sesión del juicio que se celebró esta mañana en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial. Entendió que, una vez escuchado su testimonio en sala y el resto de las declaraciones de los testigos, quedó claro que las dos procesadas también fueron víctimas de la red de explotación sexual liderada por Cristian y Sebastián Sandulache, como así concluyó la fiscal.

Para el resto de los acusados, la Fiscalía pidió la prisión provisional para todos y mantuvo las mismas penas, esto es, 128 años de prisión para los hermanos Saandulache y 115 para los otros dos procesados. Deberán cumplirlas íntegramente en España, una vez se dicte sentencia, para luego ser expulsados a su lugar de origen, Rumanía.

Las defensas por su parte, pidieron su libre absolución.

Durante las conclusiones, la Fiscalía volvió a situar a los hermanos Sandulache como los líderes de la organización criminal donde Cristian era el «jefe» y ejercía «una violencia aterradora» contra las jóvenes. Su hermano lo sustituía cuando él no estaba. De los otros acusados, la fiscal señaló a M.A. como el encargado de controlar las chicas. Por su parte, I. V. ejercía el papel de cpatador de las jóvenes en Rumanía para traerlas engañadas a España y ejercer de manera coactiva la prostitución.

Por los delitos de trata de seres humanos, prostitución coactiva y blanqueo de capitales, los hermanos Sandulache se llegaron a embolsar entre 2010 y 2013 más de 22.000 euros a la semana mientras que las jóvenes explotadas solo recibían 200 euros, argumentó Fiscalía. «Todos los beneficios obtenidos vienen de la prostitución», incidió la Fiscal ya que ninguno de los procesados tenía trabajo reconocido.

La vista continuará el próximo 5 de noviembre con la lectura de las conclusiones de las defensas de los acusados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos