'La Rexenta' «na nuesa llingua»

El edil de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, y el alcalde Wenceslao López, durante el acto. / MARIO ROJAS
El edil de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, y el alcalde Wenceslao López, durante el acto. / MARIO ROJAS

Víctor Suárez traduce por primera vez al asturiano la icónica obra de Leopoldo Alas, 'Clarín' | Con esta publicación, presentada en el Campoamor, ya son trece las adaptaciones lingüísticas del libro más reconocible del escritor

ALBERTO ARCE OVIEDO.

La novela 'La Regenta', de Leopoldo Alas, 'Clarín', ya tiene versión en llingua asturiana: 'La Rexenta', una traducción del profesor de Educación Primaria Víctor Suárez editada por Saltadera. El texto se presentó ayer en el Salón de Té del Teatro Campoamor en una velada presidida por el alcalde, Wenceslao López, y el edil de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, a la que asistieron casi un centenar de personas.

Con esta publicación, ya son trece las adaptaciones lingüísticas del libro más reconocible del escritor realista del XIX, una de las manifestaciones literarias más importantes del panorama artístico nacional, solo por detrás del Quijote, según la crítica académica. Así se encargó de recordarlo Suárez, que centró su intervención en tres ejes fundamentales: 'La Regenta' como novela, la necesidad de traducir los clásicos de la literatura al asturiano y el papel de la mujer en obra y contexto a través de la figura de Ana Ozores.

En ese sentido, el traductor comenzó su intervención apelando a las razones clarinianas del relato; a un «conocimientu de causa que lu lleva (a 'Clarín') a representar un mundu corrompíu que non aspira a lliberase». El mundo, en definitiva, de las instituciones burguesas de la época (matrimonio y familia) «en clara decadencia» y puestos en jaque por el adulterio. Además, según el maestro, «l'asturiano puede representar situaciones llocales y universales», un matiz reivindicativo que se sumó al del análisis de la figura femenina del último cuarto del XIX. «La muyer non ye ná más que la depositaria de la honra n'esti sieglu», clamó. Un siglo en el que el autor pone de manifiesto la «necesidá» de dar a la mujer una educación krausista heredera de las corrientes liberales europeas.

Por su parte, el regidor de la Corporación admitió que la promoción de este tipo de iniciativas es «algo que, simplemente, hay que hacer», y que «solo es posible avanzar entre controversias», en referencia a las críticas que ya ha suscitado el proyecto. El edil de Cultura, a su vez, también dedicó la ocasión para exclamar: «¡Asina ye la nuesa llingua!», una que, según sus propias palabras, «necesita nuestro apoyo, comprensión e impulso».

Temas

Oviedo