Roba en un local de Oviedo tras colocar en el cuello una navaja a una clienta

La calle Joaquín Blume donde se produjo el robo. / JUAN LLACA
La calle Joaquín Blume donde se produjo el robo. / JUAN LLACA

El atracador, que se encuentra en prisión provisional, ya fue condenado siete veces por varios robos con violencia e intimidación

CECILIA PÉREZOVIEDO.

Sus antecedentes le preceden. Siete condenas firmes por varios robos con violencia e intimidación. Es el expediente delictivo que lleva a sus espaldas el hombre detenido el pasado viernes tras amenazar con una navaja a una clienta para robar en un comercio de la calle Joaquín Blume, junto al Palacio de los Deportes, en el barrio de Ventanielles.

Tras su detención y pasar a disposición judicial, el Juzgado de Instrucción número 2 en funciones de guardia ordenó su ingreso en prisión.

El suceso tuvo lugar el pasado viernes día 13, a las siete y media de la tarde, en la calle Joaquín Blume. Una hora en la que todos los comercios de la calle, incluidos varios bares y sidrerías permanecían abiertos. El hombre, según informó la Fiscalía del Principado de Asturias, entró en uno de los establecimientos. Allí, tras colocar en el cuello de una clienta una navaja cacha, las que tienen el filo insertado entre dos láminas de madera, perpetró el robo.

Al hombre se le detuvo y, tras pasar dos noches en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Asturias, ayer mismo pasó a disposición judicial. A la espera de que se le juzgue en un juicio rápido, la Fiscalía del Principado de Asturias solicitó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza. Lo hizo en base al «elevado riesgo de reiteración delictiva». El acusado ya fue condenado en firme en siete ocasiones por los mismos motivos por los que ahora se encuentra en la cárcel: varios robos cometidos con violencia e intimidación.

El Ministerio Fiscal considera, además, que el ingreso preventivo del detenido «es imprescindible por el nulo respeto que muestra por la ley penal y su necesidad de resocialización». Por todo esto, el juzgado de guardia decretó su ingreso en prisión.

Oleada de robos

Este último robo con intimidación se suma a la oleada de asaltos que se están cometiendo en Oviedo en los últimos meses. El pasado 30 de noviembre, un grupo de entre seis y siete menores acorralaron a un hombre en El Fontán. Le agredieron, provocándole un desprendimiento de retina, y le robaron la cartera.

Los bares también son diana de los amigos de lo ajeno. La ciudad lleva registrados, en menos de un mes, seis asaltos a bares, de los que se llevaron la recaudación de las tragaperras. Algunos, apuntan como sospechosos a los miembros de la banda del Seat León, además de un robo a una tienda de ropa en Ciudad Naranco.

Temas

Oviedo