Sale a concurso por 96.000 euros la mejora del saneamiento de El Fontán

D. L. OVIEDO.

Tras la tromba de agua del martes, que inundó gran parte del centro de la ciudad y especialmente El Fontán, la junta de gobierno local aprobó ayer sacar a concurso la mejora de la galería de saneamiento de la plaza por 96.000 euros. La empresa adjudicataria contará con un plazo de tres semanas para acometer las obras que permitan evitar que la acumulación de agua en la galería cuando se producen lluvias torrenciales acabe por aflorar e inundar comercios y locales.

En el pliego de condiciones figuran varios trabajos. En primer lugar, habrá que demoler y perforar la base de la galería, en la parte más baja, así como limpiar todo el interior de la misma con un equipo de agua y presión, sanearla, repararla e impermeabilizar el interior. Dentro se instalarán, asimismo, electrobombas sumergibles para las aguas sucias y colectores y accesorios hidráulicos.

Con todos estos trabajos, se actualizará el servicio de saneamiento que recoge los vertidos de las casas, los locales comerciales y las lluvias en la plaza. Ahora mismo, cuando se produce un temporal hace falta mandar un camión succionador para quitar los residuos acumulados.

Se cumple así, además, una demanda de los vecinos del lugar. La presidenta de la asociación de residentes del entorno, Ana Balbín, denunciaba que «cuando llueve muy fuerte las rejillas echan el agua fuera porque el colector tiene muy poca pendiente». A este factor, además, se añade que las alcantarillas «están siempre sucias debido a los residuos del mercado y los corchos de las sidrerías», con un mantenimiento insuficiente. Eso y que la plaza es una antigua laguna desecada en el siglo XVI con rellenos y resíduos y situada a una cota inferior a la de las calles circundantes lo que dificulta la evacuación del agua de lluvia.

Infraestructuras tiene pendientes otros proyectos para eliminar problemas de inundaciones en toda la ciudad. El más inminente, la construcción de un aliviadero en el colector de la zona Oeste con un pozo de tormentas entre Alejandro Casona y el barrio de La Argañosa.

A juicio del portavoz municipal del PP, Agustín Iglesias Caunedo, las tormentas de los últimos días arrojan que «es evidente que hay puntos negros» en el saneamiento, «como la glorieta de Cerdeño», aunque admitió que «hay que poner en perspectiva» la cantidad de agua caída, hasta 24 litros por metro cuadrado, el pasado martes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos