Los Sultanes de la Galaxia ganan la XXI edición del concurso de Rock

'Los Sultanes de la Galaxia' durante la final del concurso. / E. C.
'Los Sultanes de la Galaxia' durante la final del concurso. / E. C.

El sonido punk de la banda se impone a Drunken Buddha y Colegas en el certamen en memoria de Alejandro Blanco Espina

G. D. -R. OVIEDO.

Tocaron el segundo día de las fiestas, compitiendo con el Morgana Fest de La Corredoria o La Mala Rodríguez, en la Catedral. No estrenaron el nuevo escenario de la plaza Feijoo, pero gustaron al jurado y al público que aguardaba por Deltonos. Y de ahí a la final de ante anoche, en la que Los Sultanes de la Galaxia se impusieron como ganadores de la XXI edición del concurso de rock Alejandro Blanco Espina. Su punk divertido y lleno de energía, pelucas y actitud no solo se escuchó en estas fiestas en el escenario del concurso, también se sumaron al programa de la Corrada Fest organizado por los chiringuitos La Folixaria y La Mateína. Todo un espectáculo «del que no esperábamos nada», confesaba ayer su bajista Juan González, 'Jota', «salvo echarnos unas risas. Todavía no nos lo creemos». De hecho, aunque los tres miembros del grupo son veteranos con otras formaciones de anteriores ediciones del certamen rock mateíno, Los Sultanes de la Galaxia «empezaron en agosto, en la boda de un amigo», explicaba Gustavo González, 'frontman', guitarra de la formación y tío de Guillermo Soto, el batería que cierra el trío. Para rodarse, añadió, se apuntaron al Corrada Fest, porque «apenas teníamos directo y, mira por donde, ganamos». Los Sultanes, que aprovechan la serie de dibujos 'Las gemas de cristal' para presentarse al son de «te ayudan si estas mal y no hay complicación que no tenga solución. Por eso hoy todo el mundo confía en Aladîn ('Jota'), Radamel ('Gustavo') y Fâlafel ('Guillermo'), se impusieron a Drunken Buddha, segundos, y Colegas, terceros.

Toca esperar a «que nos llamen por el premio», que este año ha cambiado su formato en metálico por un contrato con una promotora. «Me parece fantástico, mucho mejor así, aunque aún no sabemos nada», dice dejando atrás la polémica Gustavo/Radamel.

El PP criticó duramente en agosto el cambio en las bases. Argumentó que, en una época en la que las compañías discográficas están desapareciendo frente a nuevos modelos, la decisión de la Fundación Municipal de Cultura restaba libertad a los futuros premiados y entrega el dinero a una empresa en lugar de a los grupos. También censuró que en la actuación que incluye el premio en las próximas fiestas, los ganadores no cobrarán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos