Santa Bárbara confía en firmar el contrato del 8x8 con Defensa a partir de septiembre

Adrián Barbón, Ángel de Álvaro y Juan Escriña, durante su reunión de ayer. /  E. C.
Adrián Barbón, Ángel de Álvaro y Juan Escriña, durante su reunión de ayer. / E. C.

Adrián Barbón mantiene una reunión «trabajo» con el director ejecutivo de la empresa, Juan Escriña, y su secretario general, Ángel de Álvaro

A. ARCE / J. C. ABADOVIEDO.

La necesidad de jubilar a los clásicos -algunos dirían vetustos- BMR, los blindados que maneja el Ejército de Tierra español, surgió hace ya doce años. Sin embargo, será a partir del próximo mes de septiembre cuando la empresa Santa Bárbara Sistemas, según ha podido averiguar este diario, diseñe y firme con Defensa el contrato para la construcción de los 348 VCR 8X8 Dragon. Un contrato de 2.083 millones de euros que el Ministerio puede adjudicar de forma directa, sin pasar por la Ley de Contratos del Sector Público, «por motivos de seguridad nacional», pero que no podrá financiar hasta que deje de estar en funciones.

Así quedó patente ayer tras la reunión del presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, con el nuevo director general ejecutivo de Santa Bárbara, Juan Escriña; y el secretario general de la entidad, Ángel de Álvaro. Un encuentro «de trabajo», matizaron desde el Ejecutivo regional, que, a modo de primera toma de contacto, aseguraron fuentes cercanas a la empresa, estuvo dedicado a «mantener las relaciones con el Principado» y a «actualizar» los frentes y contratos futuros de la compañía.

A ese respecto, según la comunicación oficial de Moncloa, Defensa considera actualmente a Santa Bárbara Sistemas, propiedad de la estadounidense General Dynamics, como «contratista principal» y autoridad técnica de integración del programa junto con las empresas Indra y Sapa como subcontratistas de primer nivel «como la única opción con capacidad industrial suficiente para atender el objeto del contrato».

En ese sentido, el proceso de fabricación de los carros de combate comenzará en Trubia, dentro y fuera de la propia Santa Bárbara, que asumirá el rol de coordinadora de las subcontratas y el de encargada de la fabricación de las plataformas (barcazas) de los 8x8 y sus componentes.

Todavía no han trascendido informaciones sobre cuántos de los 650 empleos directos y más de 1.000 de forma indirecta que prevé Defensa para el proyecto irán a parar a la villa cañonera; no obstante, la factoría ya calienta motores sin temor a que el Gobierno en funciones paralice el proceso para iniciar la primera fase de construcción de los vehículos bélicos a lo largo del año 2020. De hecho, y una vez presentados esos primero 348 blindados, las previsiones del Ministerio de Defensa pasan por ampliar la producción del 8x8 hasta sumar cerca de mil unidades, que conllevarán las sucesivas ampliaciones de la disposición de gasto para actualizar la unidad fundamental del Ejército de Tierra.

Aún así, en Trubia, el Dragon no será el único vehículo que estará en proceso de construcción. Durante el pasado mes de mayo, Santala compañía presentó en la Feria Internacional de Defensa y Seguridad el primer modelo del nuevo vehículo blindado de combate de zapadores de la familia 'Pizarro' (VCZAP), ensamblado parcialmente en la factoría ovetense.

Más