«El seguro privado no es una 'gabinada'», afirma UGT

J. C. A. OVIEDO.

La sección sindical de UGT en el Ayuntamiento de Oviedo salió ayer en defensa de los trabajadores municipales que disfrutan de una póliza de seguro privado en el seno de la institución. Lo hicieron con un pero por delante: «UGT se identifica y aboga por la defensa de los servicios públicos», explicó la central en un comunicado remitido a los medios y en el que cargó con dureza contra Somos porque cree que en la supresión del seguro deben «conjugarse y armonizarse los factores que afectan a este grupo de trabajadores».

Como réplica al comunicado, fuentes de la candidatura de unidad popular indicaron a este medio que calculan que la póliza que disfrutan 280 empleados que entraron en el Consistorio antes de 1993 y sus familias, asciende a 945.000 euros y que con el paso a a la Seguridad Social el gasto en personal se podría recortar en medio millón.

Porque lo que afirma la UGT es que no existe una duplicidad en las cotizaciones, la del régimen general y la del seguro privado y que la póliza «no se trata de una 'gabinada'». Aducen que con el fin de la Mutualidad Nacional de Previsión de la Seguridad Social, tanto este sindicato como CC.OO. eligieron, mediante referéndum, en 1993, mantener la posibilidad de contratar un seguro con entidades privadas en vez de subsumirse en el sistema público.

«UGT no está en contra del pase a la Seguridad Social», explican que lo que le solicitan a Somos -«quien lo diría, que con un gobierno de derechas pudimos negociar», reprochan- es que no aplique «métodos dictatoriales» y que se siente a la mesa de negociación con ánimo de «respetuoso y realista» y que no «juegue con la salud de los trabajadores».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos