Los serenos empezarán a patrullar las calles de cinco barrios para abril

Javier Barro, Rubén Rosón y Ruperto Iglesias, ayer. / A. PIÑA
Javier Barro, Rubén Rosón y Ruperto Iglesias, ayer. / A. PIÑA

El servicio funcionará en el centro y algunos barrios de la ciudad y contará con doce vigilantes más seis personas de apoyo

D. LUMBRERAS OVIEDO.

«En el primer tercio de 2019». Ese es el momento en que los serenos empezarán a patrullar por las calles ovetenses, según avanzó ayer en la presentación de la implantación del nuevo servicio el concejal de Economía, Rubén Rosón.

Los 'cuidadores de barrio', que serán doce, velarán por las calles de La Corredoria (la entrada), la zona de Argañosa y Ería, el corazón de Ciudad Naranco, Pumarín, el centro de la ciudad y El Antiguo, incluyendo Santo Domingo.

El servicio lo ha diseñado la agrupación de entidades de trabajo social ASATA, la misma que lo gestiona en Gijón. Su presidente, Ruperto Iglesias, recordó que los serenos «no son un servicio de seguridad», sino que se dedican a cuidar los barrios acompañando a la gente, informando a los turistas o velando por que los comercios no se queden con la puerta abierta.

El principal beneficio de los serenos, indicó Javier Barro, de ASATA, es la «tranquilidad que gana la ciudad». Aunque, en números, han hallado que en otras localidades «hay un descenso del gasto en reparaciones de mobiliario urbano por vandalismo del 30%.

Los serenos patrullarán de 23 a 7 horas y cobrarán 1.082,11 euros al mes. Los acompañarán dos personas de retén, dos comerciales y dos administrativos.

El coste total del servicio será de 391.000 euros el primer año, sufragados íntegramente por el Ayuntamiento. Aunque el objetivo es contar con socios que sostengan el servicio: el precio es de 15 euros mensuales para establecimientos y de 2 euros por vecino en el caso de las comunidades. Se espera contar al principio con la adhesión de 254 comercios y, dentro de dos años, con 630. Cuanta más gente se adhiera, apuntaron Rosón y ASATA, más fácil será ampliar el personal o llevarlo a nuevas zonas.

A finales de este año tendrá lugar el proceso de selección de los futuros serenos, que trabajarán a jornada completa pero con contrato temporal, porque el objetivo es su inserción laboral. Se dará prioridad, según Iglesias, a «personas desempleadas, mayores de 45, que cobren el salario social o similares y parados de larga duración». A continuación, recibirán 150 horas de formación con prácticas.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos